25 marzo 2017

La pobreza en España se hace crónica: 20 millones de personas están en riesgo


La Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales presentó ayer el Informe sobre el estado social de la nación 2017. En el texto, en el que la asociación se pregunta si “nos están robando el futuro”, se califica a la sociedad española como “instalada en la precariedad”. Entre las conclusiones del trabajo, lanzado frente al tradicional informe sobre el estado de la nación que presenta el Gobierno, destaca la concepción de que la pobreza se ha convertido en un problema estructural en España. Eso es debido a que afecta a un elevado porcentaje de personas y familias, y también por su cronificación debido a las dificultades que estas personas tienen de salir de esta situación. En este sentido se aporta la cifra de que unos 20 millones de personas en nuestro país sufren en uno u otro grado situaciones de pobreza.

Las situaciones más extremas, según el informe, afectarían a entre 1,5 y 3 millones de personas. Estos serían hogares en los que no entra ningún ingreso, personas con ingresos inferiores al 30% de la mediana de la renta. Según los autores del informe, en esta categoría de “pobreza severa” se encontrarán quienes ni siquiera pueden permitirse comer carne, pollo o pescado una vez cada tres días. Otras situaciones graves de pobreza afectarían a diez millones de personas. Son aquellas que tienen ingresos por debajo del umbral de la pobreza o que tienen muchas dificultades para llegar a final de mes, y graves carencias materiales, como no poder mantener su casa a una temperatura adecuada, la llamada pobreza energética, o han tenido retrasos relacionados con pagos de la vivienda principal.

Por último, al menos otros seis millones de personas viven situaciones carenciales. Es decir, no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos, o no se pueden permitir siquiera una semana al año de vacaciones fuera de su casa. Por todo esto, desde la asociación consideran que la pobreza en España se puede considerar “un problema sistémico”. Respecto la “cronificación” de la pobreza, destacan que aunque los datos que expresan las situaciones de pobreza registran ligeros descensos en los últimos años, en todos los casos muestran porcentajes más acusados que al inicio de la crisis.
“Las mejoras generales de la economía apenas se perciben en el sector más empobrecido de la sociedad”, señala el texto. El informe introduce el concepto de “transmisión intergeneracional de la pobreza”. Es decir, que la falta de movilidad social aboca a la transmisión de la pobreza, ésta se hereda y con ello “se configura lo que algunos definen como un nuevo feudalismo social”. Entre los ejemplos propuestos resalta la continua caída de la renta media de los hogares desde 2009 hasta 2015, que da idea del empobrecimiento que afecta a la mayor parte de la sociedad. En estos 6 años, señala el texto, la renta media por hogar se ha reducido en 3.953 € anuales (-13,16%) pasando de 30.045 € en 2009 a 26.092 € en 2015, último año con datos disponibles.

El estudio alerta de que la pobreza se puede hacer crónica especialmente en hogares con menores de edad. “Hay suficientes evidencias de que los niños que nacen y viven su infancia y adolescencia en hogares pobres tienen muchas dificultades para mejorar su estatus socioeconómico y un porcentaje muy elevado de ellos están condenados a reproducir o incluso agudizar la pobreza”, afirman. Desde los servicios sociales recuerdan que atienden a diversas generaciones de una misma familia y que son conocedores de las grandes dificultades que entraña conseguir, más allá de la subsistencia, superar una pobreza arraigada. “Podemos asegurar que la actual situación estructural de la pobreza en España, por su extensión y por su cronificación, puede estar generando para el futuro nuevos núcleos de pobreza más arraigada, que se reproduce a sí misma y que constituye un camino seguro a la cronificación de situaciones no solo de pobreza, sino de exclusión social”, añaden al respecto.

Precariedad, desigualdad y políticas que generan pobreza

Desde la asociación prestan atención al fenómeno de la precariedad, sobre todo la laboral. “Una buena parte de la sociedad española vive situaciones de precariedad. No son personas o familias pobres, pero se encuentran en situaciones límite, en las que cualquier eventualidad puede abocarlas a la pobreza”. Este núcleo estaría contabilizado en los 6 millones de personas que se mencionaban anteriormente. Entre los aspectos que concretan la precariedad resaltan el alto factor de temporalidad y trabajos a tiempo parcial que existen en nuestro país.

Respecto a las desigualdades, el informe señala: “han sufrido un gran incremento en España en los años de crisis, no como consecuencia inevitable de la crisis, sino por un modelo político, económico y social injusto, que se inició antes de la crisis, que se ha agudizado durante la crisis y que se mantiene actualmente”. En este sentido recuerdan datos ya conocidos como que en Europa sólo nos superan en índice de desigualdad países como Serbia, Rumanía, Lituania y Bulgaria. O que, según datos de Intermón Oxfam, el 1% de la población concentra ya casi tanta riqueza como el 80% más pobres o que la fortuna del 5% supera ya la riqueza en manos del 90% más pobre. Es decir, hay 2,3 millones de personas en nuestro país que poseen un patrimonio superior al de 42 millones de personas.

En otro apartado, el informe se centra en las políticas que han causado este tipo de situaciones. Entre ellas destaca “un mercado laborar desregulado” caracterizado por los datos de desempleo, la precariedad y los bajos salarios. Otra razón es un “sistema fiscal débil e injusto”. “Resulta escandaloso que mientras la inmensa mayoría de las personas pagamos como media un porcentaje del 22% de nuestros ingresos por IRPF o impuestos al consumo, los grandes grupos estén tributando en torno al 6% de sus beneficios, y algunas grandes fortunas estén pagando legalmente un 1%, cuando el tipo nominal que les correspondería es superior al 50%”, señalan. Por último apuntan al “desmantelamiento de las políticas sociales” debido a los recortes sufridos en gasto público.

SOMOS Sindicalistas | Fuente: cuartopoder | Imagen morguefile

21 marzo 2017

Los trabajadores de Pescanova salen a la calle para pedir un convenio "justo"


Los trabajadores de Pescanova salen a la calle para pedir un convenio "justo"

Trabajadores de Nueva Pescanova se han manifestado hoy por las calles de Vigo en coincidencia con la segunda jornada de huelga para reclamar un convenio "justo", en una jornada marcada por la detención de un empleado durante un piquete a las puertas de la sede de la compañía en Chapela.
En total han participado unas 200 personas, entre las que se han contado representantes políticos como el portavoz parlamentario de En Marea, Luis Villares, y el diputado autonómico del BNG Luis Bará.

Durante el recorrido entre Vía Norte y el cruce de los bancos que forman parte del grupo conocido como G7, principal acreedor de la empresa, se han escuchado consignas de apoyo a Luis Bar, el trabajador detenido por supuestamente golpear a un agente policial.
La presidenta del comité del centro industrial de Chapela, Candelaria Martínez, ha considerado que su detención es fruto de un "cúmulo de circunstancias", tras supuestamente ayudar a una compañera y concluir con un agente policial por el suelo.
Ha negado que hubiera agresión al agente y ha hecho hincapié en que esta jornada de huelga y la anterior se han caracterizado por la ausencia de "ningún tipo de violencia".
En cambio, ha denunciado que un agente empujó a otra trabajadora contra la pared "y ahí no hubo ningún problema".
"A los que tienen que proteger es a nosotros, no a esos que han entrado y están prácticamente robando nuestros sueldos", ha dicho, en alusión a la dirección de Nueva Pescanova.
Más allá de estos incidentes, Martínez ha señalado que hay un seguimiento del 100 % de trabajadores en los centros de producción y congelado en esta segunda jornada de huelga.
Ha recalcado que el principal rechazo al planteamiento de la empresa en la negociación de los convenios es la rebaja de entre "un 30 % y un 40 %" en los salarios de las nuevas incorporaciones.
También se ha quejado de que después de cuatro años con los salarios congelados y la "paz social" que ha imperado en este tiempo, la empresa "no da la respuesta que debía" y plantea una revisión salarial "irrisoria".
Por el momento, los sindicatos mantienen la idea de convertir la huelga en indefinida a partir del 3 de abril, a expensas de lo que decidan los trabajadores en asamblea el sábado.
Mientras, la directiva de Nueva Pescanova ha aparcado la negociación de los convenios colectivos mientras haya medidas de presión y tiene previsto retirar su propuesta si el día 24 no se llega a un acuerdo.
El portavoz parlamentario de En Marea ha señalado que los trabajadores de Nueva Pescanova han sido los que han tenido "el comportamiento más ejemplar en la vida de la empresa" y por eso "se merecen un convenio justo".
Según Villares, "no es de recibo que con las ayudas" que percibe Pescanova no se avenga a negociar unas "condiciones laborales justas no solo de los que ya están sino de los que van a entrar", como tampoco es admisible "la flexibilización de las condiciones y la degradación salarial a la que pretenden abocar a los trabajadores".
Ha anunciado que su grupo llevará el conflicto laboral en Nueva Pescanova al Parlamento gallego y ha deducido que todo esto es consecuencia de las dos últimas reformas laborales cuya derogación ha reivindicado.
Por su parte, Bará ha considerado "absolutamente justas" las reivindicaciones de los trabajadores de Nueva Pescanova, cuya dirección, ha dicho, "no tiene voluntad negociadora".
También se ha ofrecido a trasladar las demandas de este colectivo a la Cámara autonómica "para que se escuche su voz".
El grupo Nueva Pescanova viene negociando desde marzo de 2016 los nuevos convenios en los centros de Arteixo, Chapela, Porriño, en el centro de frío Chapela/Porriño y en los centros de apoyo de Chapela de Pescanova España, Nueva Pescanova y Novapesca Trading.
Unos centros que, tras la salida del concurso de acreedores y tras la fusión y doble segregación en Pescanova España y Nueva Pescanova, se quedaron sin convenio colectivo.

SOMOS SINDICALISTAS | eldiario

19 marzo 2017

Brecha laboral: serán necesarios 70 años para lograr la equiparación de salarios entre hombres y mujeres.



Como ya se recordó el pasado Día de la mujer trabajadora, la brecha laboral entre hombres y mujeres en Europa es un hecho pese al paso de los años. En el actual estado de cosas, van a hacer falta 70 años para lograr la equiparación de salarios, 40 años para alcanzar un reparto equitativo de las tareas domésticas, 30 años para llegar a una tasa de ocupación del 70% entre las mujeres y 20 años para alcanzar el equilibrio de género en política.

Los cálculos son del Parlamento Europeo, que esta semana aprobó una resolución –con 369 votos a favor, 188 en contra y 133 abstenciones– que insta a la verdadera igualdad de género en Europa. Ernest Urtasun (Verdes, España), ponente del informe sobre la igualdad entre mujeres y hombres en la UE, denunció durante el debate en el pleno que “estamos bloqueados, cuando no damos pasos en materia de igualdad de género”.

La brecha salarial en la UE está en el 16,2%, pero la diferencia en la cuantía de las pensiones asciende al 40,2% de media, según el Índice de Igualdad de Género que realiza el Instituto Europeo para la Igualdad de Género. Esto se debe, sobre todo, a que un mayor porcentaje de mujeres tiene empleos a media jornada, una remuneración más baja por hora o se acogen a permisos parentales o para el cuidado de familiares. En la mitad de los Estados miembros esta diferencia ha aumentado. En este sentido, el informe insta a “Malta, España, Bélgica, Irlanda, Grecia, Italia y Austria a colmar la brecha de género por lo que respecta a la cobertura de las pensiones, habida cuenta de que entre el 11% y el 36% de las mujeres de esos países no perciben pensión”.

La tasa de empleo de las mujeres de la UE alcanzó en 2015 el récord del 64%, pero sigue debajo de la de los hombres, en el 76%. Las mujeres tienen cuatro veces más posibilidades de trabajar a tiempo parcial, mientras que el 75% de las tareas domésticas las efectúan las mujeres y alrededor del 66% del cuidado de los hijos también lo desempeñan ellas.

Aunque las mujeres tienen de media un nivel superior de educación y ya son el 60% de los titulados en la Unión, continúan infrarrepresentadas en ámbitos como la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, donde su participación está sobre el 12% desde hace ya muchos años y no muestra signos de mejora; y en posiciones de dirección, donde sólo el 6,5% de estos puestos en las empresas que cotizan en bolsa en la UE son mujeres.

La presencia de mujeres en los parlamentos nacionales ha pasado del 21% en 2005 al 28% en 2016. En el Parlamento Europeo ha aumentado del 30% al 37%.

20minutos

El Supremo considera accidente laboral el ocurrido al llevar a sus casas a compañeros de trabajo



El Tribunal Supremo ha considerado accidente de trabajo in itinere y, por tanto, cubierto por las prestaciones de la Seguridad Social y de la mutua privada previstas para tal caso, el siniestro que sufrió un empleado después de acercar a sus casas a dos compañeros de trabajo.
Se trata de un trabajador de la empresa Grupo Epsu 2006, que murió en accidente de tráfico el 15 de febrero de 2013 a las 19.40 horas en las cercanías de la población de jienense de Bailén.
Era oficial de construcción y cada día se desplazaba desde su domicilio en Linares a la población de Puente Las Tablas, donde tenía su centro de trabajo.
"El día del accidente el empresario cerró la valla de la obra sobre las 18.30 horas, finalizando la jornada laboral. El trabajador fallecido trasladó en su coche a dos de sus compañeros de trabajo, residentes en Mengíbar" y, después de dejarles en su domicilio, cuando se regresaba a su casa, se produjo el accidente mortal.
La empresa tenía contratada con ASEPEYO una cobertura para accidentes de trabajo y la esposa e hija del fallecido solicitaron las prestaciones previstas para tal caso a esa mutua y a la Seguridad Social.
Ambas se las negaron, por lo que acudieron a los tribunales, que tampoco les dieron la razón. Ahora el alto tribunal ha aceptado su recurso y ha corregido al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.
"Los hechos probados acreditan que la finalidad principal del viaje durante el cual fallece tiene claro tinte laboral. Aunque podría haber regresado a su domicilio de manera directa, el desvío a Megíbar es para dejar en sus respectivos domicilios a dos compañeros de trabajo", dice el Supremo.
La única duda se produce respecto al factor cronológico: el cierre de la empresa se produjo a las 18.30 horas y el accidente a las 19.40, un tiempo excesivo para los trayectos que realizó el trabajador. Resulta claro que se entretuvo, de un modo u otro, con los compañeros de trabajo, antes de despedirse.
Sin embargo, el alto tribunal establece que "el hecho de que el trabajador empleara algo de tiempo en una despedida o charla con comentarios con los compañeros (...) no rompe la conexión laboral".
"Ese período de tiempo es parte del que corresponde a su propio viaje de vuelta a casa", añade el Supremo antes de concluir que el fatal accidente ocurrió en la continuación del desplazamiento hacia su casa, por lo que puede calificarse como in itinere.



Afíliate aquí