Afíliate aquí!!

¿Estás hart@ de los sindicatos que te venden y son manejados al antojo de sus cúpulas privilegiadas y subvencionadas por gobiernos de turno y empresarios? ¿Quieres presentarte a elecciones sindicales en tu empresa con SOMOS SINDICALISTAS? Te informamos y apoyamos en todo el proceso, escríbenos, forma parte del cambio sindical ---> ejecutiva@somosindicalistas.es

19 junio 2019

ELECCIONES DEL MINISTERIO DE CIENCIA.

SOMOS SINDICALISTAS INFORMA:

Enhorabuena a l@s compañer@s del Ministerio de Ciencia por sus grandes resultados, estando por encima incluso de algunos de los grandes sindicatos de la Administración Pública con el esfuezo y las presiones que eso conlleva. GRAN TRABAJO COMPAÑER@S.
Elecciones Ministerio de Ciencia
Comité de empresa:
6 UGT
5 CCOO
4 SOMOS
3 CSIF
2 USO
2 CGT
1 CSIT

Junta de Personal:
6 CSIF
5 UGT
4 CCOO
3 SOMOS
3 USO
3 CGT
1 CSIT
Más del 10% en las 2 = 4 delegados LOLS.

30 abril 2019

LO LLAMAN DEMOCRACIA (SINDICAL) Y NO LO ES.


LA DEMOCRACIA EN EL MUNDO DEL TRABAJO EN ESPAÑA.



El 15M fue capaz de levantar a millones de personas contra el castigo impuesto a la población desde el poder económico, indignadas porque sus hipotéticos representantes políticos en modo bicolor, haciendo lo contrario de lo prometido, obedecían a esos intereses antisociales, con la más que evidente moneda de cambio de la corrupción (me forro), generando con sus decisiones un presente de sufrimiento y un futuro de mierda. Había que acabar con una estafa democrática, regenerando la política para sacar a los corruptos de las instituciones y perseguir a los ladrones de lo público para que devuelvan lo robado. Había la necesidad de garantizar que tu voto sirviese para cambiar algo, incluso que contase lo mismo un voto de Madrid que 
uno de Soria. Había que actuar para que los representantes del pueblo sirviesen a los intereses del pueblo. En la vida real, el castigo tiene el formato de desigualdad. Se incrementa en gran medida rebajando las condiciones de trabajo y de vida a la gente asalariada y, lógicamente, disminuye haciendo lo contrario. Una clave de cualquier mejora reside en la virtud e interés de aquellos que, en cumplimiento del Art 37 de la CE, negocian en representación de los trabajadores nuestro salario, jornada, derechos y deberes, promociones, descansos… y también EREs, ERTEs… y, en otras mesas, las pensiones públicas, los Servicios Públicos, las prestaciones por desempleo, la formación, los planes de empleo… y, más allá, las reformas laborales, los presupuestos y cualquier tipo de Ley con repercusión social. Esta sería nuestra selección, nuestra auténtica roja a defender en ese juego de intereses y si nuestro equipo está plagado de chorizos o de mantas, se tira de banquillo con el voto y punto. Hay que actuar para que los representantes de los trabajadores sirvan a los intereses de sus representados.
Aunque no esté encima de la mesa del mundo de la política, aunque no sea objeto de debate de los analistas en los medios, aunque no sea motivo de las encuestas, lo cierto es que la democracia en el mundo del trabajo en España deja bastante que desear, es decir, que el sistema heredado del llamado régimen del 78, no pasaría el menor filtro de calidad democrática para sostener que esa representación de la parte social, a partir de determinados niveles, obedece de manera cierta a la voluntad de todos los trabajadores, expresada en las urnas con las garantías correspondientes.
Es un sistema de representación que, extrapolado a la política, escandalizaría a cualquier demócrata convencido.

¿Lo llaman democracia y no lo es?

Imaginemos por un momento que se convocasen unas elecciones únicas para elegir la representación política en España con las siguientes reglas:
1. Circunscripciones electorales

NÚMERO DE CENSADOS NÚMERO DE REPRESENTANTES

Localidades de menos de 6000 CERO
Localidades entre 6000 y 30000 1
Localidades entre 30001 y 49999 3
Localidades entre 50000 y 100000 5
Localidades entre 100001 y 250000 9
Localidades entre 250001 y 500000 13
Localidades entre 500001 y 750000 17
Localidades entre 750000 y 1000000 21
Localidades de más de 1000000 2 por cada 100000


2. Los representantes electos actuarán exclusivamente en su ámbito y conforme a las normas dictadas en ámbitos superiores.

3. Los representantes de ámbitos superiores serán designados por los partidos políticos en proporción a los representantes obtenidos en dicho ámbito, siempre y cuando superen el 10% de la suma aritmética.
Cualquier analista se daría cuenta de que esas normas negarían el derecho a voto a 7 millones de españoles y que el valor de los votos puede variar, según la circunscripción, hasta en una proporción mayor de 5 a 1. Sería para poner el grito en el cielo pensar en cómo se formarían los parlamentos regionales, el Congreso y el Senado y la representación española en Europa. Imaginemos que Sánchez, Iglesias, Casado y demás señorías no se presentaran nunca a las elecciones. Pues resulta que el mundo del trabajo en España, imaginaciones y comparaciones aparte, adolece de unas carencias democráticas semejantes al mecanismo extrapolado que conviene analizar.

¿Quién no tiene derecho a votar en las elecciones sindicales?

Hablamos de un Censo de electores para nada universal en el que millones de trabajadores en España son privados del derecho a votar. Incluso en aquellas empresas con potencial derecho a tener o renovar su representación, existe la posibilidad real y legal de que esas urnas sean secuestradas en virtud de intereses espurios, ya que los poderes públicos ni garantizan la existencia de esos procesos electorales, ni son transparentes con lo que ocurre. Por ese motivo resulta complejo dar porcentajes oficiales de electores y votantes reales, pero si los cruzamos con datos INE, aflora una realidad mucho más espeluznante que la proyección que hacíamos antes. Veamos unas cifras a grosso modo de personas trabajadoras en España que no tienen ni urna, ni papeleta (en adelante ninis) para la elección de los que actúan de facto como sus representantes ante la Patronal y las Administraciones Públicas:
 Aquellas que están en situación de desempleo, Más de 3 millones
 Los trabajadores de empresas de menos de 6 trabajadores. 2 millones
 Los trabajadores de menos de un mes de antigüedad. No hay cifras
 Los trabajadores por cuenta propia y falsos autónomos. 2 millones
 Los trabajadores de empresas donde los sindicatos mayoritarios no tengan interés en promover elecciones y la mayoría absoluta de los trabajadores no quieran, no puedan o no sepan hacerlo por su cuenta.
Atendiendo a las cifras de lo computado en el último proceso y el universo que marcaba el INE, podríamos intuir 7 millones de ninis más, pero lo dejamos en 5 millones, que sigue siendo dramático pero nada exagerado, a expensas de que a algún periodista le dé por rebuscar.
Hasta aquí y siguiendo con la brocha supergorda, contamos más de 10 millones de ninis, a los que hay que añadir los representantes que computan, pero en realidad la gente no vota porque los mandatos se pueden prorrogar indefinidamente (no hay dato ni control oficial). Los millones de jubilados también serían ninis en la medida de que esa representación de los trabajadores actúa en la negociación de sus condiciones de vida como parte social. También los trabajadores del hogar, cuidadores familiares y los trabajadores españoles emigrados forman parte de los proscritos de esta ¿democracia?

¿Hay datos reales de participación?

Partimos de que el régimen del 78 avaló la existencia de ninis con sus Leyes, cediendo la capacidad de poner urnas o no a los mayoritarios de la época y al poder económico. Desde entonces, los poderes públicos se limitan a arbitrar conflictos de intereses, observando pasivamente el transcurrir de un mecanismo supuestamente democrático, ofreciendo datos confusos con los que hay que hacer encaje de bolillos para llegar a alguna conclusión.
Primero hay que determinar cuántas urnas hay de verdad y para eso es útil el dato INE de empresas activas por número de trabajadores que describe el potencial de representantes legalmente elegibles que, haciendo la cocina correspondiente, nos da un dato no exagerado de más de medio millón. Si las cifras oficiales hablan de algo más de 260.000 electos computados, podemos concluir que casi la mitad de ese censo no universal de partida son abstencionistas forzosos. A eso le añadimos los vitalicios, como parte de la mochila de los del régimen, más los que se abstienen porque no confían en el sistema y que cada cual saque sus propias conclusiones. 
Si las distintas administraciones públicas garantizasen la ejecución de los procesos, controlasen los censos electorales y nos dijeran el dato de papeletas computadas en los últimos cuatro años, estaríamos más cerca de conocer la verdad de una democracia de pacotilla, de un modelo sindical agotado.

¿Qué papel fundamental tienen los representantes elegidos en urnas?

El derecho fundamental a la negociación colectiva de los representantes de los trabajadores no reside de manera generalizada en los electos. Con la rara excepción de coincidir el ámbito electoral con el de la negociación del Convenio de referencia, la regla es que su papel se limita a la vigilancia del cumplimiento de las normas y a su capacidad legal de denunciar lo contrario. La voluntad de esos más de 260.000 representantes legales de los trabajadores no condiciona legalmente ninguna negociación de ámbito superior al suyo, es decir, no pintan nada para la elección de las personas que negocian sus condiciones de trabajo y de vida, ni tienen competencia alguna de participación en dichos ámbitos. El atributo fundamental de un representante es que computa a efectos de representación y económicos, mientras dure su mandato, al sindicato por el que se presentó, piense lo que piense o haga lo que haga, es decir, traspasa legalmente su actuación de representante al aparato de ese sindicato. A partir de aquí, cada cúpula sindical decide discrecionalmente quiénes actuarán en su nombre en cada ámbito. 
A partir de aquí mandan los que no se presentan a las elecciones.

¿Quiénes son los que negocian?

Las personas designadas por los sindicatos ni tienen por qué ser electos, ni reunir requisito alguno de pertenencia al ámbito de la negociación. Pertenecen a la jerarquía interna de los mismos y obedecen en exclusiva a esa cadena de mando, donde los que cortan el bacalao (Altos cargos sindicales), al no tener que refrendar jamás el respaldo frente a los afectados por sus decisiones, pueden priorizar libremente en cada negociación que los logros respondan más a los intereses corporativos y empresariales de cada marca sindical en detrimento del resto de condiciones pactadas. Libres, y casi impunes, para poder corromperse sin que la democracia les pueda pasar factura.

¿Son iguales los intereses de representantes y representados?

Existen convenios de sector buenos y algunos de empresa buenísimos, que demuestran que no está reñido un buen resultado sindical con un buen resultado empresarial y que hay alternativas distintas a precarizar el empleo e incrementar con ello la desigualdad social que respetan los intereses comunes. Por desgracia, esas deseables condiciones de trabajo dignas pactadas afectan a una pequeña parte de los trabajadores, habiendo sufrido la inmensa mayoría el castigo con el que empieza este escrito, mientras que sus representantes hacían caja de las desgracias de la gente.
Existen también casos de antagonismo de intereses donde los representantes pasan de ser parte social a parte interesada, por ejemplo, en la negociación de un ERE, a más despidos, más pasta para el sindicato, o decir que se defienden las pensiones públicas mientras hacemos negocio con nuestro socio banquero vendiendo planes privados, o estar de acuerdo en aumentar la edad de jubilación cuando nuestros jóvenes tienen que emigrar, o firmar dobles y triples bandas salariales al mismo tiempo que venden lo de a igual trabajo, igual salario. Sin duda, lo más repugnante es ver como se llevaban la pasta de todos en falsos EREs y falsa formación mientras la gente trabajadora lo pasaba fatal. Ver que, lejos de regenerarse, homenajean a un chorizo de las Tarjetas Black…

¿Hay forma de evitar la corrupción de los representantes?

Si entendemos la rendición de cuentas como mecanismo necesario para cualquier buen gobierno, resulta imprescindible incrementar la calidad democrática, estableciendo una legalidad que imponga mayor censo para mayor participación, que los dirigentes que ahora representan pasen por las urnas para poder ser premiados o castigados democráticamente, que garantice la competencia en igualdad y proporcione al conjunto de los trabajadores la capacidad de elegir libremente a sus representantes en los distintos ámbitos.

¿Es posible implementar en España una democracia sindical mejor?

Desde luego. Tanto el poder legislativo como el ejecutivo tienen en su mano la decisión de acabar con los ninis estableciendo elecciones directas a los ámbitos sectoriales y territoriales que se determinen, persiguiendo el horizonte de 1 trabajador, 1 voto y todos los votos de la misma validez. Con voluntad política y con la transparencia necesaria, se puede avanzar detectando los fallos del sistema, abriendo las urnas a las distintas opciones, programas y nombres, impidiendo que sean secuestradas o condicionadas por la voluntad de parte. Ese escenario deseado de una mayor democracia electoral, ese aumento de la representatividad pueden incidir de manera determinante en la disminución de la desigualdad. Algunos creemos que solo así podemos estar a la altura de los retos del 15M. Algunos pensamos que solo así dejará de estar justificado el grito indignado:

¡¡¡QUE NO, QUE NO, QUE NO NOS REPRESENTAN!!!


España.  A 1 de Mayo de 2019



1° DE MAYO, DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJO.



-Respeto a la Representación Sindical.
-Respeto la Autonomía Sindical.
-No a las imposiciones de las cúpulas        sindicales y patronales.
-Por una Lucha Real y efectiva.
-En beneficio de la Clase Trabajadora.



23 abril 2019

¡¡¡LUCHEMOS EN LA DEFENSA DEL PLANETA!!!


 SI EL PLANETA FUERA UN BANCO YA LO HABRIAN RESCATADO
“Con la mitad del coste del rescate a las Cajas de Ahorros en España, presupuesto para generar energías limpias para toda la ciudanía e industria en todo el Estado”.
Somos las personas de forma individual las primeras que tenemos que tener conciencia y tomar las medidas que están a nuestro alcance en la defensa del planeta, pero también exigimos que los políticos/gobernantes expliquen alto y claro cuáles son las medidas que se están tomando y las que se van a llevar a cabo para mantener un planeta habitable y sostenible en el tiempo para todos los seres vivos.
Ya no hay tiempo,  no valen las excusas ni la negación de lo evidente.  Los humanos somos los responsables de la enorme degradación del planeta y somos los únicos que podemos arreglarlo,  o actuamos todas y todos ya o tendremos en poco tiempo un planeta inhabitable. El coste actual para salvar el planeta va a ser elevado, pero nada comparable con el coste y sufrimiento que va a suponer si no evitamos la degradación acelerada existente.
Desde Somos Sindicalistas vamos a realizar unas propuestas que son perfectamente ejecutables por nuestros gobiernos a corto plazo:
La quema de todo tipo de restos de podas y rastrojos libera a la atmosfera una importante cantidad de dióxido de carbono.  Las AAPP tienen que implicarse y poner a disposición de los agricultores y otros interesados maquinaria para la transformación de la materia en abonos mantillo, etc.  Esta medida además de contribuir a minorar emisiones y prevenir incendios generaría puestos de trabajo y recuperación del suelo.
Exigir que los nuevos vehículos ligeros de transporte y servicio público sean no contaminantes,  marcando un plazo corto para la eliminación definitiva de los contaminantes. No es comprensible que las miles de licencias que se están concediendo de transporte actualmente no conlleven la exigencia de vehículo no contaminante. O que los vehículos públicos dedicados por ejemplo a limpieza y medio ambiente contaminen.  Solo en la ciudad de Madrid se estima que se produjeron más de 5.000 muertes por contaminación en 2015, en Europa  518.000 muertes. 
Limitar por ley al máximo el uso de plásticos. 
Perseguir con contundencia y revisar las condenas de los delitos  de maltrato animal y contra el medio ambiente.
Instaurar en los colegios una asignatura concreta y obligatoria de defensa del planeta, la naturaleza y medio ambiente.
Realizar un plan nacional de reforestación autóctona y sostenible. 
Hacer una normativa exigente sobre los pozos y aguas subterráneas y precintar todos los pozos ilegales.
Elaborar una regulación más exigente al respecto del uso de productos que contaminan la tierra y las aguas prohibiendo los productos más contaminantes y apostando por abonos orgánicos. 
Investigar los vertidos contaminantes y exigir depuradoras en todos los núcleos urbanos e industrias.  (Existen miles de vertidos ilegales en tierra, ríos y mares que no se sancionan ni erradican).
Potenciar el uso de transporte público no contaminante.
Apostar claramente por las energías renovables, exigiendo la instalación de placas solares obligatorias en todas las nuevas construcciones y fomentar la instalación en las ya existentes.  Somos el país con más horas de sol de Europa.
Exigir a todos los países que no cumplen con el compromiso medioambiental su cumplimiento, la degradación de un país o una zona afecta a todo.
Las AAPP tienen que invertir en energías renovables para no depender de energías sucias.  Se estima que con una inversión de 7.000 millones en energía solar no dependeríamos de la peligrosa energía nuclear.
La educación y concienciación son fundamentales en esta lucha, pero también las fuerzas y cuerpos de seguridad son fundamentales para que se cumplan las normas, hay que dar formación e instrucciones concretas para que estén muy atentas e implicadas en la concienciación, denuncia y puesta a disposición judicial de los infractores. 
COMPROMÉTETE, HAZLO POR TI, POR TUS HIJ@S Y NIET@S Y EL RESTO DE SERES VIVOS Y NATURELEZA.  TEN COMPROMISO Y EXIGE COMPROMISO.
LA DEFENSA DEL PLANETA TIENE QUE SER PRIORITARIA Y UN DEBER DE TODAS LAS PERSONAS Y ESTADOS. AQUELLOS POLITICOS QUE NO SE COMPROMETAN DE VERDAD DEBERÁN SER EXPULSADOS POR EL PUEBLO SOBERANO. 

Comisión Ejecutiva Estatal. 
                      ABRIL 2019


Afíliate aquí