23 febrero 2015

Somos Aragón

Las mujeres ocupan el 75% de los contratos a tiempo parcial



El 75 por ciento de los contratos a tiempo parcial en España "están desarrollados por mujeres" y, además, su trabajo "no es valorado en la misma cuantía ni salario que el de los hombres", según UGT.

La secretaria Confederal de Igualdad de UGT, Almudena Fontecha, ha asistido en Zaragoza a la jornada formativa 'Herramientas para combatir la brecha salarial', en la que también ha participado el secretario general de UGT Aragón, Daniel Alastuey.


En declaraciones a los medios de comunicación, Fontecha ha recordado que a mediados del mes de febrero el sindicato inició la campaña 'Trabajar igual, cobrar igual, conciliar igual', con la que desea plantear las políticas que ayuden a corregir "las diferencias que se producen en el mercado de trabajo,
que son cosas que todo el mundo conocemos" como que a las mujeres "se les contrata menos, hay más paradas que parados" y, las que trabajan, lo hacen con "contratos de más corta duración y precarios".

UGT desea hacer ver al conjunto de la sociedad que, además, "las soluciones que se están aportando para salir de la crisis lo único que están haciendo es alejar cada vez más a las mujeres del mercado de trabajo y esto no solo es un problema de un modelo económico, sino que oculta un modelo ideológico que plantea que el trabajo fundamental sigue siendo el del hombre, cabeza de familia, y que el trabajo de la mujer es secundario".

En este mismo sentido, ha advertido de que "todos los recortes en materia del Estado del Bienestar agravan aún más la situación de muchas mujeres en nuestro país", que permanecen inactivas "por razones familiares".

Fontecha ha remarcado que en el terreno de la igualdad "nos jugamos intereses colectivos", para aseverar que no se puede hablar de empleo de calidad y de unos salarios que contribuyan a salir de la crisis cuando "una parte muy importante de la población, las mujeres, están en peores condiciones o cobran menos".

Políticas económicas distintas

Por ello, ha exigido políticas económicas "distintas", ha pedido a la sociedad, y a los hombres en general, que "se impliquen" y a las empresas que "sean conscientes de que necesitamos un mercado de trabajo que compatibilice las necesidades productivas y las sociales", a la vez que se adopten políticas públicas que "garanticen que a través de la igualdad se logre un mejor Estado del Bienestar". "Las mujeres hemos venido para quedarnos", ha recalcado.

Sobre los planes de igualdad, ha comentado que "hay que darles muchas vueltas", para estimar que sería necesario establecer un reglamento que ofrezca "interpretaciones comunes" para estas medidas.


Respecto a la brecha salarial, ha lamentado que "las mujeres en nuestro país disponen de menos recursos económicos, en general, que los hombres y eso explica en gran medida cuando se habla de feminización de la pobreza". La brecha se debe, en gran parte, "a que las mujeres trabajamos en sectores donde las retribuciones son menores".

En cuanto a los permisos de maternidad y paternidad, ha comentado que, "abrumadoramente, los permisos siguen siendo ocupados por las mujeres". En la crisis se han reducido las solicitudes de permisos de paternidad, aunque "ha bajado menos que el de las madres".

Ha recordado que son permisos "muy cortos y los padres dicen que no los cogen porque no quieren alejarse mucho tiempo del mercado de trabajo e implican menos retribuciones". Sin embargo, UGT propone aumentar los permisos de paternidad para favorecer la "corresponsabilidad" entre hombres y mujeres, pero ha aseverado que "si el mercado laboral es hostil a la conciliación, por muchos permisos que yo tenga, no los voy a coger". Almudena Fontecha ha concluido realizando un "llamamiento a los hombres para que concilien".

"Queda mucho por recorrer"

Por su parte, el secretario general de UGT Aragón, Daniel Alastuey, ha explicado que esta jornada se ha desarrollado para ayudar a los delegados sindicales a "detectar la brecha salarial en la empresa", de forma que puedan trasladar esos problemas a la negociación colectiva "para solucionarlos".

Alastuey ha admitido que "queda mucho por recorrer" en materia de igualdad, para observar que "la crisis solo ha agravado la situación de las mujeres, que ya era mala, en comparación con los hombres".

Además, "en Aragón estamos detectando en los últimos meses que crece no ya la brecha salarial, sino la brecha del empleo" dado que se reduce el desempleo masculino pero el femenino "sigue creciendo", así como "también una bajada de la actividad de la mujer", ha apuntado.