28 abril 2015

Este primero de Mayo "SOMOS sindicalistas"

Este primero de Mayo SOMOS sindicalistas

Con la crisis económica hemos asistido al resurgimiento de los movimientos sociales y al empoderamiento ciudadano contra las políticas económicas neoliberales y los recortes. En el espacio político, esto se ha traducido en la aparición de nuevos partidos como Podemos.

En el espacio del mundo sindical, la crisis ha supuesto el descrédito de los sindicatos pero no nos ha llevado al empoderamiento real de los trabajadores y trabajadoras.
En España no hay prácticamente movilización contra las políticas de despidos masivos por parte de las empresas.
Las élites sindicales en España, más que en otros lugares del resto del mundo, han abandonado la lucha por los derechos laborales de los trabajadores y lo que hacen únicamente son políticas para perpetuar su existencia como estructura y como casta: el mantenimiento de los liberados, la falta de democracia interna en sus organismos de gobierno, la aceptación de la corrupción (interna y externa) sin oponerse a ella frontalmente, etc. … Es por eso que existe una desafección de la ciudadanía hacia los sindicatos tradicionales que se plasma en uno de los índices más bajos de afiliación en toda Europa. Nuestro primer objetivo como sindicato es acabar con esa desafección invitando a participar a todos los trabajadores y particularmente nos dirigimos al 85% de trabajadores de este país que no están afiliados.

SOMOS SINDICALISTAS

Quiere proponer un nuevo modelo sindical para el siglo XXI que suponga la ruptura con el modelo sindical actual y lleve nuevamente al empoderamiento de todas las personas que trabajamos en España. Los trabajadores y trabajadoras sabemos que los sindicatos de la casta no nos representan. Como dicen nuestros estatutos trabajador es aquel que ha sido (jubilado), es (asalariado o autónomo) y será (estudiante y parado).

SOMOS SINDICALISTAS

Seremos un sindicato financieramente independiente que se gestionará con las aportaciones de todos los miembros y simpatizantes y no aceptaremos subvenciones de ningún tipo.
Seremos políticamente independientes de los partidos. Las decisiones en nuestro sindicato las tomaremos todos los afiliados y afiliadas democráticamente.

No habrá liberados sindicales.

Los cargos dentro del sindicato serán revocables, rotatorios y limitados temporalmente.

Seremos transparentes en nuestras cuentas que se harán públicas y periódicamente serán actualizadas en la web y pediremos transparencia a los organismos públicos y a las empresas.
Seremos transparentes en las negociaciones con la patronal y seremos los trabajadores y trabajadoras los que decidiremos en asamblea qué deben hacer nuestros delegados.

Denunciaremos contundentemente la corrupción.

Trabajaremos para cambiar el sistema de elecciones sindicales con listas abiertas.

Explicaremos cuáles son nuestros derechos y de los mecanismos que tenemos para defenderlos de forma pedagógica.

El derecho de huelga será el último recurso. Acabadas las negociaciones, sólo nosotros decidiremos en asamblea. No recibiremos órdenes de ningún partido político.

Lejos de la desmovilización que han propiciado los sindicatos de la casta y algunos otros sindicatos sectoriales que, a pesar de ser minoritarios, han copiado la forma de funcionar de los sindicatos mayoritarios, nosotros aspiramos a que el 100% de los trabajadores estemos afiliados o afiliadas. 

Nosotros queremos decidir qué hacer con nuestros derechos laborales.
Los trabajadores y trabajadoras vamos a cambiar esta situación. Vamos a trabajar duro y aportar lo mejor de nosotros cada uno según su capacidad. Entre todos y todas colaboraremos para construir un sindicato del que estemos orgullosos/as y que esté realmente a nuestro servicio y al servicio de todos los trabajadores.