29 mayo 2015

Más de 400 organizaciones presentan ‘Alianza por el Clima’, la mayor coalición para salvar el planeta

Más de 400 organizaciones presentan ‘Alianza por el Clima’, la mayor coalición para salvar el planeta
Foto: Ecologistas en Acción
Su objetivo es sensibilizar a la sociedad de la importancia de alcanzar en este encuentro global el acuerdo climático que el mundo necesita para evitar los peores impactos ecológicos, económicos y sociales del cambio climático.

La presentación de la Alianza por el Clima ha contado con la participación de testigos del cambio climático que representan algunos de los sectores de la población más afectados. 

Carlos Almarcha, agricultor de Murcia, ha relatado cómo el cambio climático está perjudicando sus cosechas y está cambiando los ciclos productivos de los alimentos, lo que implica un coste económico importante para su actividad productiva. Tata Keita, una maliense representante de los países del sur, ha contado en primera persona cómo el cambio climático frena el desarrollo de los pueblos, dificulta la erradicación de la pobreza e incrementa la desigualdad entre países y en el interior de cada país. Además, Juana, una niña de 11 años, ha mirado con escepticismo el futuro que le espera si no se frena el cambio climático. Por último, el vicepresidente del Grupo II del IPCC, José Manuel Moreno, ha explicado las previsiones climáticas del V Informe del panel de expertos de Naciones Unidas y ha subrayado que los impactos del cambio climático afectan cada vez más severamente a todas las personas, regiones, ecosistemas y economías.

Alianza por el Clima está formada por más de 400 organizaciones estatales que representan al movimiento ecologista, sindical, de cooperación al desarrollo, ciencia e investigación y consumidores. Todas ellas tienen en común la convicción de que el cambio climático es uno de los mayores retos a los que el ser humano se enfrenta y que es urgente actuar para frenar sus impactos.

La principal demanda de esta gran unión de la sociedad civil, recogida en su Manifiesto por el clima ‘Cambiar el clima tiene un precio, ¿quién lo pone? ¿quién lo paga?‘ se centra en conseguir que las políticas climáticas planteen objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) acordes con las recomendaciones científicas del IPCC, que garanticen que no se sobrepasan los 2ºC de temperatura media global, o preferiblemente los 1,5ºC. El Estado español se verá afectado por el incremento de los incendios forestales, extremas sequías y aumento del nivel del mar, entre otros impactos.

Las organizaciones sostienen que la Conferencia de Cambio Climático de este año en París (COP 21) será trascendental en la medida en que se alcance un acuerdo internacional legalmente vinculante para después de 2020 que garantice una reducción de emisiones suficientemente ambiciosa para evitar los peores impactos ecológicos, económicos y sociales del cambio climático. Además, “es preciso adoptar ambiciosas medidas de reducción desde ahora mismo para cerrar la brecha de emisiones antes de 2020, especialmente por parte de los países desarrollados, y también establecer mecanismos posteriores al acuerdo de París que permitieran aumentar la ambición de los objetivos si se observara un agravamiento de los escenarios climáticos”.

Alianza por el Clima exige de forma urgente la transición hacia un modelo energético renovable, eficiente, sostenible y justo que garantice el acceso universal a la energía. Además, recuerda que el cambio climático está directamente relacionado con el actual modelo energético basado en los combustibles fósiles, como carbón, petróleo y gas, cuya quema libera a la atmósfera CO2, el principal de los Gases de Efecto Invernadero (GEI). Asimismo, hace hincapié en que existen ya alternativas tecnológica y económicamente competitivas para cubrir una demanda energética racionalizada y eficiente con energías renovables. “Cabe subrayar además los beneficios que estas alternativas proporcionan en cuanto a disminución de la dependencia externa de combustibles fósiles, ya que los recursos renovables son locales viniendo del viento, el sol, el agua y las plantas. La eficiencia energética, el ahorro y las renovables son también más intensivas en generación de empleo local y contribuyen a un aire más limpio, con las evidentes ventajas que esto implica para la salud ciudadana”, añaden.

Para lograr este cambio de modelo energético, Alianza por el Clima considera imprescindible mantener el máximo nivel de ambición en la reducción de emisiones a nivel mundial para 2050 que nos encamine hacia un escenario global de cero emisiones. “En todos los sectores (industria, generación de energía, transporte, agricultura, edificación, gestión de residuos) es urgente poner en marcha medidas para reducir las emisiones, y todos los países tienen que hacer esfuerzos para la mitigación, bajo el principio de las responsabilidades compartidas pero diferenciadas, teniendo en cuenta sus emisiones históricas y su grado de desarrollo e industrialización”, aseveran.

“La cuestión ya no es si cambiará el modelo energético hacia ahorro, eficiencia y renovables -continúan-, sino si los responsables políticos sabrán conducir esta transformación que afectará a todos los aspectos de la sociedad para que ocurra de modo urgente, racional y haciendo que sus beneficios permeen hasta la totalidad de la ciudadanía”.

Alianza por el Clima forma parte de la red de coaliciones que se están movilizando en todo el mundo para recabar el apoyo de la población y conseguir que la voz de las y los ciudadanos sea tenida en cuenta en las negociaciones. Para ello están previstas una serie de acciones que comienzan este sábado 30 de mayo en muchas ciudades.