05 mayo 2015

Más de 70.000 personas acudieron en busca de empleo a Cáritas en 2014

Cerca de 71.000 personas acudieron en busca de empleo a Cáritas en 2014
Imagen miembros de cáritas
(SOMOS sindicalistas apoya a los más desfavorecidos y criticamos la reforma laboral del gobierno que ha provocado esta brecha entre ricos y pobres)
Un total de 70.791 personas en situación de precariedad recibieron atención en los servicios de empleo de Cáritas en 2014 y, de ellas, 13.681 lograron incorporarse a un puesto de trabajo en ese ejercicio.

Estos datos corresponden al informe Cáritas con el empleo 2014, que refleja que el perfil mayoritario de las personas atendidas corresponde al de una mujer española, de entre 36 y 45 años y con un bajo nivel formativo. En la presentación del documento, el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora, ha destacado que es un motivo de "esperanza" que un 19 por ciento de los participantes haya logrado incorporarse a un empleo en el último año, lo que supone tres puntos más que en 2013.

La organización ha duplicado la inversión destinada a sus programas de empleo en los últimos cuatro años, al pasar de 20 a 40,5 millones de euros. Mora ha indicado que, a pesar de los datos positivos de creación de empleo y de crecimiento económico, la situación es muy grave para los casi 1,8 millones de hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro, los 770.000 hogares sin ingresos y las personas que tienen un empleo pero siguen viviendo bajo el umbral de la pobreza.

La coyuntura económica muestra "signos favorables", pero "la recuperación no está llegando a las personas más pobres, más vulnerables y más frágiles", que están "engrosando la lista del olvido", ha afirmado. Las personas que participaron en 2014 en las acciones de empleo y formación de Cáritas son mayoritariamente mujeres (65 por ciento) frente al 35 por ciento de hombres.

En cuanto a su procedencia, se mantiene la tendencia de los dos últimos años con un mayor porcentaje de personas de origen español (53 por ciento) con respecto a las de origen extranjero (47 por ciento). De los 33.158 inmigrantes atendidos, casi el 79 por ciento (26.089 personas) proceden de países extracomunitarios.
La mediana edad, la más castigada

Por edades, el grupo mayoritario es de las personas de entre 36 y 45 años (30 por ciento), seguido de los mayores de 45 años y la franja de entre 25 y 35 años (un 28 por ciento en ambos casos). Respecto al nivel de formación, el 49 por ciento de las personas solo cuentan con estudios primarios finalizados o sin terminar.

El coordinador de Empleo y Economía Solidaria, José Luis Pérez Larios, ha explicado que Cáritas ofrece itinerarios personalizados de inserción laboral, que están basados en la motivación y el refuerzo de las capacidades personales de quienes tienen dificultades para acceder al mercado de trabajo.

El año pasado, 61.488 personas participaron en los servicios de orientación laboral de Cáritas y 14.771 personas fueron atendidas en sus servicios de intermediación, que gestionaron 6.159 ofertas de trabajo. La organización desarrolló además 770 acciones formativas en toda España, de las que se beneficiaron 19.048 personas, al tiempo que ofreció apoyo a 481 emprendedores y 41 iniciativas de autoempleo.
Propuesta a las administraciones

Cáritas también favoreció la creación de 1.662 puestos de trabajo a través de 43 iniciativas de economía social, 31 empresas de inserción, 7 cooperativas y 2 centros especiales de empleo en sectores como el medioambiental, los servicios a la comunidad o el turismo rural. En el informe, Cáritas formula una serie de propuestas dirigidas a las Administraciones públicas, empresas y ciudadanos en una invitación a la "responsabilidad" en la tarea de construir un mundo más justo y humano a través del acceso al trabajo.

La organización propone una reflexión sobre cuestiones como la contratación en condiciones dignas de las personas que trabajan en el servicio doméstico, el consumo responsable o la participación en actividades de voluntariado