02 julio 2015

El empleo que se crea es precario y por tiempo limitado

El empleo que se crea es precario y por tiempo limitado
El paro baja en junio por quinto mes consecutivo. EFE
El mercado laboral ha notado la siempre favorable llegada del verano. En junio, el paro registrado bajó en 94.727 personas y dejó un saldo total de 4.120.304 desempleados. Se trata de una bajada abultada que, sin embargo, es menor que la que se produjo en los tres años anteriores: tanto en 2011 como en 2012 y 2013 la caída del paro registrado en el mes de junio fue aún mayor. La otra cara de la moneda, la afiliación a la Seguridad Social, ha registrado un dato moderado: si en mayo la economía creó 213.015 empleos, en junio fue de 35.038 puestos de trabajo.

Esta diferencia entre un dato y otro muestra que solo algo más de una tercera parte de la reducción del paro se debe a la creación de empleo.

En cualquier caso, tanto paro como afiliación están ya en cotas algo mejores que las que había en diciembre de 2011, cuando el Gobierno de Mariano Rajoy tomó posesión. En el caso del paro registrado, hoy hay 302.055 personas menos inscritas en los servicios públicos de empleo que al inicio de la legislatura. En cuanto a la afiliación, el número de ocupados ha aumentado en apenas 27.000. Se trata de un saldo positivo mínimo -significaría que en toda la legislatura se han creado solo 27.000 empleos netos- y que es probable que aún varíe en los próximos meses, en especial con el final de la temporada estival, que suele traer destrucciones de empleo significativas.


En junio, han sido la agricultura y la hostelería los dos sectores que más han tirado de la afiliación. En términos interanuales llama la atención la construcción y las actividades inmobiliarias, dos sectores muy ligados a la crisis y la destrucción de empleo de los últimos años que, sin embargo, están ahora a la cabeza de la afiliación.

Los datos muestran también una evolución mucho más favorable para hombres que para mujeres. En el último año, el paro masculino ha bajado un 11,31% (239.347 hombres) mientras que el femenino lo ha hecho un 3,9% (90.050 mujeres menos). En el caso de la afiliación, entre los trabajadores ha subido un 3,7% en el último año, mientras que entre las trabajadoras el aumento ha sido del 3,1%.
Solo un 7,35% de los nuevos contratos son indefinidos

La contratación también ha crecido: en junio se hicieron 1.726.117 contratos, un 13,7% más que hace un año. De ellos, 126.856 fueron estables y 1.599.261, temporales. Esta brecha hace que la proporción de indefinidos no crezca: representan el 7,35% de los nuevos contratos, una porcentaje incluso inferior al de otros meses, cuando ronda el 9%.

Los contratos de prácticas y formación -bonificados y con unos requisitos muy flexibles- siguen aumentando: los primeros crecen un 41,8% respecto al mismo mes del año anterior, los segundos, un 25,38%.

El número de beneficiarios de prestaciones por desempleo sigue cayendo. Ahora son 2.154.701, un 13,4% respecto a mayo de 2014 (este dato va con un mes de retraso sobre el paro y la afiliación). La cobertura del sistema de protección también desciende: el 54,46% de los parados registrados cobra una prestación, son tres puntos menos que hace un año.