09 julio 2015

La Guardia Civil registra sedes del Instituto de Formación de UGT

La Guardia Civil registra sedes del Instituto de Formación de UGT
La UCO registra un instituto de formación de UGT
por el caso de las facturas falsas
Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil está registrando las sedes del Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES), organismo dependiente de UGT, en Madrid y en Sevilla para buscar documentación relacionada con los cursos de formación del sindicato en Andalucía. No es el primer registro que protagoniza UGT ( en diciembre de 2013 se produjo un registro de la Guardia Civil de la sede autonómica) aunque sí el primero en las sedes del IFES.

Los agentes buscan documentación sobre cómo se justificaban los cursos de formación del sindicato a través de este organismo que suma, según su web, "más de 110.000 cursos impartidos" y "1.600.000 alumnos" y que tiene sedes en todas las comunidades autónomas.

Según han indicado fuentes del Instituto Armado, los registros comenzaron en la mañana de este jueves en las sedes de Sevilla, en la avenida de Blas Infante, y en Madrid, en la calle Canarias 51.

Las fuentes han indicado que no se prevén detenciones en dicha operación, aunque se está buscando documentación relacionada con el asunto de las presuntas irregularidades en los cursos de formación vinculados a UGT-A, causa que investiga el Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla.

Se trata de la causa que provocó la dimisión como secretario general de UGT Andalucía de Francisco Fernández Sevilla y su posterior imputación, hace ahora menos de un año, junto a Manuel Pastrana, ex secretario general de UGT Andalucía, acusados de "financiación ilegal del sindicato" a través de los fondos de formación y de un ssitema para engordar las facturas.

De hecho, tras las pesquisas judiciales, la Junta de Andalucía inició una labor de revisión de todas y cada una de las subvenciones concedidas a la UGT para la formación. Una investigación interna que ha concluido con la solicitud del reintegro de 15,3 millones de euros a las arcas públicas por no haber justificado correctamente el gasto del dinero concendido. El sindicado se enfrenta a la reclamación de más de la mitad del dinero concedido en subvenciones entre 2008 y 2011. Las reclamaciones están siendo recurridas por UGT, quien acusó en su momento a la Administración andaluza de abrir "una causa general" en su contra.

Desde UGT Andalucía, de momento, afirman que no van a hacer declaraciones. Quien sí se ha pronunciado ha sido Cándido Méndez, secretario general nacional, que se ha mostrado "tranquilo" porque cumple "estrictamente todos los requisitos de legalidad".