05 agosto 2015

Buen julio para el empleo temporal

Buen julio para el empleo temporal
En julio, 74.028 personas no renovaron su tarjeta del paro en los Servicios Públicos de Empleo. Esto supone que el paro registrado, la gente que está dada de alta oficialmente en la estadística como desempleada, se ha quedado en 4,046 millones de españoles. Es un buen dato incluso en términos desestacionalizados (cuando se corrigen los efectos que lo pueden distorsionar como el calendario y otras variables), ya que la cifra bajaría aún así en 44.286 parados.

En un año, han dejado de buscar empleo en estas oficinas 373.584 personas.
El dato sitúa definitivamente el paro registrado por debajo del nivel que se encontró Rajoy cuando tomó posesión en diciembre de 2011 ya que había 4,422 millones de parados.

Durante la crisis solo hay un julio comparable en magnitud de bajada de empleo, el de 2010, cuando en un pequeño requiebro de la crisis, 73.800 parados se dieron de baja en aquel mes.

El desempleo masculino cede con más fuerza que el de las mujeres, una tendencia que ya se advertía en la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre y de la que advertía el INE. Así, entre hombres el paro cayó en un 2,32% y en el colectivo de las mujeres un 1,36%. Así las cosas, hay 2,2 millones de mujeres inscritas en los registros del desempleo, casi 400.000 más que hombres, casi un 55% de todos los parados. Al menos 9.000 jóvenes de menos de 25 años también se borraron de los registros.

Por comunidades autónomas, solo Extremadura tuvo un ligerísimo repunte del paro en julio del 0,23%.

Además, se realizaron 150.447 contratos más de trabajo en este julio que en el de 2014, lo que supone un incremento dle 9,15%. En total, se firmaron en julio casi 1,8 millones de contratos, pero apenas 123.839 fueron indefinidos, es decir, el 6,9% de todos los contratos que comenzaron. El ministerio de Empleo saca pecho porque dice que este númeor supone un incremento en los indefinidos del 8,56% sobre los que se hacían hace un año.

De los 123.839 contratos indefinidos, casi 50.000 fueron a jornada parcial. El tipo de contrato más frecuente en julio fue el temporal con jornada parcial: 627.452 trabajadores firmaron un contrato de este tipo (un 34% del total).

Afiliación mejor que cuando llegó Rajoy

En términos de afiliación, es decir, los que se han dado de alta como nuevos cotizantes en la Seguridad Social en julio a 58.792 personas. Esto sitúa el número de cotizantes en 17,315 millones. En un año, el sistema ha ganado 568.085 cotizantes, con un ritmo de creación de empleo del 3,36%. No se veía un julio con tanta afiliación desde 2006. Hay además casi 60.000 autónomos más que hace un año.

Rajoy también va a poder presumir de dejar la afiliación más alta que cuando llegó, ya que había 17,229 millones de cotizantes.

La hostelería es el sector que recibe más nuevas afiliaciones, nada menos que 51.849. La mala noticia es que la industria manufacturera apenas crece frente al resto de sectores con apenas una mejora en la afiliación del 0,8%.

Al contrario de lo ocurrido en el paro, no todas las comunidades autónomas registraron aumentos de la afiliación en julio. En Andalucía cayó, y también muy ligeramente en Castilla-La Mancha, Murcia y Madrid. Siempre hay un decalaje entre la bajada del paro y la subida de la afiliación que se puede explicar o bien por el trabajo en negro o bien porque los parados que se borran no lo hagan porque han encontrado trabajo sino por otros motivos, como el desánimo.

Este dato de julio de paro y afiliación es el primero que se conoce del tercer trimestre del año. Por el momento confirman la tendencia de que se crea empleo con fuerza aunque la calidad del mismo siga en entredicho. La prueba de resistencia del mercado de trabajo vendrá a partir de septiembre-octubre cuando se acabe esta temporada récord de turismo.