01 agosto 2015

Coca-Cola cierra el ERE tras un acuerdo

Coca-Cola cierra el ERE tras un acuerdo
Coca-Cola Iberian Partners ha cerrado con los sindicatos el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que fue anulado por la Audiencia Nacional, tras haber alcanzado un acuerdo con un total de 423 empleados. En concreto, el acuerdo afecta a 303 personas afectadas por el expediente con las que se han alcanzado acuerdos de no incorporación, mientras que también se ha logrado un acuerdo con 120 personas de manera individual, según ha informado el embotellador único a sus trabajadores en una carta a la que ha tenido acceso Europa Press.

El acuerdo, que ha sido avalado por la Audiencia Nacional, se ha firmado con diferentes centrales sindicales.

En la misiva, el embotellador único en España ha subrayado que su objetivo es alcanzar un acuerdo "satisfactorio" para las partes, y que en este sentido los esfuerzos de la compañía están enfocados "en la atención a los afectados y en acelerar al máximo la respuesta a las demandas individuales pendientes".

Coca-Cola Iberian Partners ha asegurado haber cumplido todos los plazos que manda la sentencia y ha considerado que los avances en el proceso de integración organizativo y la implementación de un nuevo mapa industrial y logístico están "preparados" para afrontar los retos del mercado.

Incorporación de trabajadores

Por otro lado, Coca-Cola Iberian Partners, en cumplimiento con la sentencia de la Audiencia Nacional, ha indicado que el próximo lunes, 3 de agosto, se incorporan de forma efectiva 325 personas, que lo harán en los centros de trabajo de todo el territorio nacional. El embotellador ha incidido en la carta en que el inicio de la actividad del centro de Fuenlabrada "queda pendiente de los trabajos de adecuación", ya que lleva cerrado año y medio y su estado de deterioro requiere un proceso integral de acondicionamiento.

Entre tanto, los trabajadores asignados a este centro, más de 200, asistirán a cursos de formación relacionados con la actividad que se desarrollará en el Centro de Operaciones Industriales y Logísticas (COIL).

La compañía inició en mayo la ejecución de la sentencia del Tribunal Supremo que declaró nulo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado en enero de 2014. De esta forma, el Alto Tribunal ratificaba la sentencia de la Audiencia Nacional que ya declaró nulo hace un año el ERE, que afectaba a 1.190 trabajadores y suponía el cierre de cuatro plantas (Alicante, Asturias, Palma de Mallorca y Fuenlabrada).

"No termina el conflicto"

El portavoz de Comisiones Obreras en la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada, Juan Carlos Asenjo, ha advertido este viernes de que el acuerdo alcanzado entre la embotelladora y trabajadores para que estos renunciaran a la readmisión "no termina el conflicto" de los otros 325 trabajadores que han pedido la readmisión, y no están obligados a acudir a las jornadas formativas que la empresa organizará desde el próximo lunes.

En declaraciones a Europa Press, Asenjo ha apuntado que 325 trabajadores han pedido la readmisión que, según la sentencia ratificada por el Tribunal Supremo que declaraba nulo el ERE, deben volver a su puesto de trabajo.

Así, Asenjo ha afirmado que la sentencia "no se está cumpliendo en tiempo ni en forma", puesto que los trabajadores no se han incorporado en 3 días a sus puestos de trabajo ni de momento volverán a su labor, ya que la empresa ha convocado dos semanas de formación en puestos de trabajo ajenos a la planta de Fuenlabrada.

Por ello, ha advertido de que este proceso de readmisión es "irregular" porque no se ajusta al auto, por lo que convocarán una asamblea entre sus trabajadores afiliados para decidir si acuden o no la formación de la empresa ya que no están "obligados".

En cuanto al acuerdo alcanzado entre la embotelladora y los trabajadores que han renunciado a su reincorporación, Asenjo ha apuntado que se ha negociado uno a uno con cada interesado para establecer las condiciones, pero que todos ellos "renuncian a cualquier posiblidad de reclamación judicial".

En este sentido, Asenjo ha manifestado que se trata de una "readmisión irregular" que "revisará la Audiencia Nacional en septiembre", al tratarse de "condiciones no homogéneas" y "discriminatorias", ya que se han ofrecido diferentes condiciones en función de la edad del empleado.

Rumores de fusión

Tres embotelladoras de Coca-Cola en Europa, entre ellas Coca-Cola Iberian Partners, que opera en España, están en conversaciones avanzadas con el objetivo de fusionarse en el futuro y reducir costes, han confirmado a Efe fuentes internacionales cercanas a la operación. Según informa hoy el diario estadounidense The Wall Street Journal, las tres empresas implicadas son, además de la española Coca-Cola Iberian Partners, la alemana Coca-Cola Erfrischungsgetränke y Coca-Cola Enterprises, que operan en Europa occidental.

El rotativo estadounidense ha detallado que todavía no se conocen los términos del acuerdo, aunque se especula con que podría estar valorado en miles de millones de dólares. Solo Coca-Cola Enterprises tiene un valor de mercado de 10.800 millones de dólares.

El diario recuerda además que esta operación se produce en un contexto de caída de las ventas de la multinacional en los mercados donde está presente, incluso el europeo. En este sentido, la compañía ha tratado de fusionar sus pequeñas embotelladores fuera de Estados Unidos para crear un negocio más grande y eficiente que pueda comercializar mejor los productos de la compañía y que dé más flexibilidad a la hora de fijar los precios y de tomar decisiones sobre envasado.

La española Coca-Cola Iberian Partners, sexto mayor embotellador de Coca-Cola en el mundo, está controlada por la familia Daurella, que hace unos días pasó a controlar el 55 % del capital tras invertir 800 millones de euros en comprar un 13 % más de la compañía.