04 septiembre 2015

Como preparar tu futuro, tú oposición

Como preparar tu futuro, tú oposición
Miguel de Unamuno calificó las oposiciones como la "segunda fiesta nacional" (después, como es evidente, de los toros). Aunque hay muchos tipos de oposiciones, que pueden convocar los tres niveles de las Administraciones Públicas (Estado, Comunidades Autónomas y entes locales), y que su dificultad puede variar mucho de unas a otras, hay consejos que valen para todas ellas. Estos son los que la web preparadoroposicionesonline.es.

Analiza tu situación personal 

Conviene dedicar unos minutos a reflexionar sobre cómo es tu vida:
y si, tal como es:te permite afrontar este reto: ¿Qué obligaciones tienes? Familia, trabajo, amigos, aficiones, etc. ¿Cómo es tu día a día? ¿Te permite estudiar? ¿Tienes apoyos de tu familia, en tu trabajo, de tus amigos? ¿Comprenderán tu situación? 

Si partes de un planteamiento real, tu esfuerzo no lo perderás 

Analiza la situación actual de las oposiciones 

Durante la crisis económica han estado algo paradas, salen pocas plazas, hay rumores hasta el último momento que ponen en duda si saldrán o no saldrán. No siempre se sabe claramente si el temario cambiará o no. En general cualquier opositor maneja una gran incertidumbre en todos estos aspectos. 

¿Ante esta incertidumbre qué debes hacer? 

En primer lugar ser realista y darte cuenta de que es poco probable que la situación cambie sustancialmente para la próxima convocatoria. En segundo lugar ser positivo, y convertir lo que en principio es un problema en tu mejor ventaja. Si partes de un planteamiento real y decides prepararte bien, si pones toda la carne en el asador, puedes tener una ventaja. Aunque creas que puedes perder tu tiempo, tu esfuerzo no lo perderás porque las cosas bien hechas perduran... Y si lo que no quieres perder es dinero, aprovecha los recursos que te ofrece internet. 

Haz una planificación anual 

Define tareas como: resumir temas, estudiarlos, repasarlos; diseñar la programación, las unidades didácticas, el material didáctico; realizar prácticas, lecturas de interés y preparar la exposición oral. Divídelas por meses; haz otra planificación semanal dividiendo el tiempo diario que dispones entre las distintas tareas. Prioriza tareas adecuándote a tus necesidades. Repasar es mucho más importante que resumir y estudiar: cuanto más repases más detalles recordarás. Al final de la semana valora de 0 al 10 el nivel de satisfacción con respecto al cumplimiento de tu plan semanal. 

No adquieras nuevas obligaciones 

En estos últimos años se convocan oposiciones en años alternos, por lo que tenemos un año en blanco para hacer cursos que puedan contarnos en otros méritos. Si necesitas cursos debes hacerlos de tal manera que no afecten a la preparación de los distintos exámenes. 

Cuidado con familiares y amigos, ellos pueden no entender tu situación 

Decide cada día si sigues o lo dejas 

Dedica cada día unos minutos a meditar sobre cómo vas, nivel de satisfacción, dificultades que estás teniendo o cómo aprovechas el tiempo. Si te cuesta ponerte a estudiar y cuando te pones no te concentras y, sobre todo, si entras en ese estado de angustia vital en que una parte de ti "quiere" pero hay otra que "no puede"... sé drástico y corta por lo sano. No puedes permitirte perder el tiempo, malgastar tu esfuerzo y sentirte mal. Si decides dejarlo no te quemarás y conservarás las fuerzas para otra vez; si decides continuar y todo mejora, perfecto. Pero si vuelves a caer en la situación de angustia vital, déjalo. 

La única disciplina: hazlo cuando quieras, pero hazlo 

No es necesario tener una vida muy disciplinada para estudiar oposiciones, puedes comer cuando quieras, dormir a la hora que quieras, hacer tus tareas cuando quieras, la única disciplina indispensable es hacerlo. Da igual a qué hora estudies, pero debes hacerlo. Aunque hacerlo en un horario estable nos ayudará. 

Rodéate de gente con tus mismas inquietudes 

Rodearse de personas que comparten nuestras inquietudes es muy beneficioso ya que nos subirá el ánimo. Podemos compartir con ellas ideas, materiales, animarnos en momentos difíciles y te ayudará a sumergirte de lleno en tu proyecto. Ten cuidado con familiares y amigos, ellos pueden no entender tu situación y hacer comentarios desmoralizadores como que estudiar las oposiciones es perder el tiempo, "nos tienes abandonados", etc. 

Piensa en positivo 

Un rumor negativo sobre las oposiciones, como que no se van a convocar, que va a haber cambios sustanciales en algún aspecto o que saldrán muy pocas plazas, puede hundir nuestra motivación. Sin embargo un rumor positivo o incluso una noticia contrastada no hará que estudiemos el doble. Es necesario positivizarlo todo. Ante un rumor pierde el menor tiempo posible. La tentación más grande de cada día es dejarlo, rendirse, aprende a vivir con eso y aprenderás a superarlo.