14 septiembre 2015

SOMOS sindicalistas denuncia fraude en los cursos de formación

SOMOS sindicalistas denuncia fraude en los cursos de formación
Desde 2013 se está denunciando la mordida de los sindicatos UGT y CC.OO y la patronal CEOE, pero es ahora cuando se levanta el secreto del sumario que lleva el el titular del Juzgado de Instrucción nº 9 de Sevilla, Juan Jesús García Vélez cuando vemos con mayor estupor el procedimiento que desde UGT parece que de forma sistemática, se viene haciendo con los fondos de los cursos. Nada menos que Germán Damián Domínguez, el ex responsable de Formación de la federación andaluza de UGT durante la etapa de Manuel Pastrana al frente del sindicato, ha declarado que la central cobraba un "canon revolucionario" de cada subvención que recibía de la Junta para los cursos.
El ex dirigente de UGT-A afirmó que toda la comisión ejecutiva del sindicato conocía esta práctica y coincidió en que suponía el 20% de la ayuda.

El 18 de julio de 2014 publicaba ABC que La Guardia Civil cree que el sindicato UGT diseñó «una estructura empresarial» ex profeso para desviar fondos públicos.

Jaime Sarmiento (sec. Provincial de Córdoba de acción sindical)

UGT exige la rectificación inmediata a la noticia de ABC que lleva como titular "UGT se quedaba el 20% del dinero"

Ahora un año después un trabajador detalla que UGT se quedaba con el 20% de la subvención concedida por la Junta y que el 80% restante se lo entregaba a IFES para que impartiera los cursos. Las comisiones podían ser mayores. "UGT-A no sólo contrataba con IFES, sino que también lo hacía con otras empresas a las que también retenía esa cantidad o incluso otra mayor", recoge el acta de la declaración.

A pesar que algunas academias subcontratadas por UGT se quejasen al Gobierno andaluz de esta práctica, nadie hizo nada por evitarlo según la declaración de un funcionario de la Junta de Andalucía. El funcionario T.M. fue el primero que relató en sede judicial el pago generalizado de comisiones de hasta el 20% a UGT y también a Comisiones Obreras por parte de las academias y entidades subcontratadas por los sindicatos para que impartieran los cursos de formación subvencionados por la Junta.

La credibilidad de estos sindicatos está por los suelos, no sólo por los casos de los cursos, sino también por el fraude de los ERES, las mordidas de los bancos a los representantes de estos sindicatos en los consejos de administración, los fondos conseguidos a través de las tarjetas black, y presuntamente de otras empresas que sin duda en breve conoceremos.

Además con la firma de los acuerdos de los convenios para el próximo trienio, que deja a los trabajadores sin subidas salariales, nos demuestran que lo único que les importa es su estatus social, el poder seguir su ritmo de vida, incluso haciendo ERES en su propio seno con la aplicación de la ley que dicen que se debe cambiar, convirtiéndose en los mejores aliados de Gobierno y patronal y abandonando sus funciones sindicales a cambio del chapan y el caviar.

Este proceder mafioso ha roto la credibilidad en los sindicatos y es por ello sea necesaria una nueva forma de hacer sindicalismo libre, transversal y transparente que devuelva la credibilidad perdida.

nota de prensa

Paco Torrico
Portavoz Estatal de Somos Sindicalistas