28 octubre 2015

Condena a Renfe por obligar a trabajar en Huelga

Condena trabajar en Huelga
Una sentencia del pasado 22 de octubre contra Renfe y la subcontrata de limpieza Samsa interpuesta sindicalmente por vulnerar el derecho de huelga ha puesto de relieve una rocambolesca situación: que desde la dirección del operador ferroviario se instó al personal ferroviario a limpiar los trenes AVE de la estación Sevilla-Santa Justa durante una huelga de los trabajadores de Samsa.

Los hechos sucedieron en enero y la notificación de Renfe a sus empleados se hizo a través de mensajes de texto SMS: de acuerdo con el auto del Juzgado de los Social número nueve de Sevilla al que ha tenido acceso este medio.

El fallo, que condena a Renfe y a Samsa a pagar cada una 6.251 euros al sindicato por quebrar este derecho constitucional, es más llamativo en la parte de los hechos que en la multa a abonar, y relata pormenorizadamente cómo directivos del operador obligaron a mandos intermedios con ninguna relación con los servicios de limpieza a sustituir a las trabajadoras de Samsa en huelga. Esta tuvo lugar los días 4, 5, 9 y 11 de enero de 2015, hace casi 11 meses.

Ante el conflicto laboral “suscitado por la subrogación con desacuerdo entre las empresas Carlisle y Samsa”, las delegadas sindicales de ambas firmas que prestan servicios de limpieza comunicaron que la huelga ante la Delegación Territorial de la Junta de Andalucía afectaría a toda la plantilla. La sorpresa llegó el primer día de los paros: siempre según el auto, “el trabajador de Renfe F.V.R. con categoría de mando intermedio y encuadrado en la Jefatura de Terminales de Andalucía Occidental procedió sobre las 14 horas a voltear los asientos y a recoger los residuos sólidos de los vagones de un tren AVE”.

Más adelante en el fallo se abunda en esta parte: “El señor F.R.V. fue visto sacando bolsas de basura de los vagones por la testigo S.C., miembro del comité de empresa”. El cuadro intermedio de Renfe no fue el único en realizar labores de limpieza: “Al día siguiente, 5 de enero, la responsable de servicios de la empresa Samsa en Andalucía, B.G. P.”, actuó de la misma manera que anteriormente había realizado el trabajador de Renfe. B. G. P., cuyo cargo es “supervisar el resultado de la limpieza (…) sin que ello conlleve la realización por sí misma de tales tareas”, fue avistada por un trabajador de Adif, que la interpeló inmediatamente.

El auto del juez Rafael Fernández López deja claro que este tipo de actuaciones “exceden de las propias que conforman sus correspondientes categorías profesionales”. El fallo recuerda que “por parte de los trabajadores de Renfe fue recibido un SMS” en el cual “se instaba a los supervisores de servicio a recoger los residuos sólidos y a voltear los asientos de los trenes durante la huelga del personal de limpieza”. Renfe trató de recurrir alegando que la titularidad de los trenes corresponde a Talgo. Pero el magistrado desestima tal recurso “por cuanto es Renfe la que comercializa dicho servicio de transporte”.

De las partes implicadas, solo el sindicato denunciante ha realizado comentarios a través de un comunicado. “Debemos frenar estas actitudes caciquiles y antisindicales, tanto de las empresas subcontratadas como de las principales; porque no saben aceptar las reglas del juego democrático, e intentan arrebatarnos una legítima herramienta de presión”, señala el sindicato refiriéndose al derecho de huelga.