22 octubre 2015

El empleo precario hace bajar el paro

El empleo precario hace bajar el paro
El número de desempleados bajó en 298.200 personas durante el tercer trimestre del año, hasta situar la cifra total de parados en niveles de 2011 con 4.850.800, de forma que la tasa de paro se redujo 1,2 puntos hasta el 21,18 % de la población activa. Esto le permitirá al presidente Mariano Rajoy acudir a las urnas con una tasa de empleo ligeramente mejor a la que se encontró a su llegada al poder.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA) que publica hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE): el número de ocupados aumentó en 182.200 personas, hasta alcanzar los 18.048.700 trabajadores, marcando el mayor incremento en un tercer trimestre desde 2006.

El total de asalariados con contrato indefinido desciende en 18.900 este trimestre, mientras que el de asalariados con contrato temporal aumenta en 205.500. En el útlimo año, el empleo indefinido se ha incrementado en 178.100 personas y el temporal en 357.700. El número de trabajadores por cuenta propia desciende en 4.800 este trimestre. En los 12 últimos meses crece en 9.100

El número de ocupados aumenta en menor medida que se recorta el de desempleados debido a que la población activa se ha reducido en 116.000 personas en el trimestre, hasta alcanzar los 22.899.500 españoles. Todos los activos que desaparecieron en el trimestre fueron mujeres.

También hubo un sesgo por sexos en la creación de empleo. Así, 135.000 varones encontraron empleo frente a 47.000 mujeres

Por edad, los mayores incrementos de empleo se dan en los más jóvenes (87.500 ocupados más menores de 25 años). El grupo de edad de 35 a 39 la ocupación crece en 39.300 y el de 55 y más lo hace en 38.400. Por el contrario, el grupo de edad de 30 a 34 disminuye su número de ocupados en 15.100.

Los mayores incrementos de ocupados este trimestre se producen en Cataluña (35.800 más), Illes Balears (29.600) y Galicia (29.100). Por el contrario, en Andalucía la ocupación desciende en 50.400.

Andalucía y las dos ciudades autónomas siguen registrando paro por encima del 30%, seguidas de cerca por Canarias y Extremadura con un 28&. En el lado contrario de la tabla, se sitúan La Rioja, Navarra, País Vasco y Baleares con menos de un 14%.