02 octubre 2015

Guardia Civil contra su remilitarización y por los derechos laborales

Guardia Civil contra su remilitarización y por los derechos laborales
La aprobación definitiva en el Congreso del proyecto de Ley Orgánica del Código Penal Militar el 1 de octubre es la gota que ha colmado el vaso de la Benémerita, que sumándose al clamor reivindicativo de la calle en los últimos años, ha convocado una#MareaDeTricornios en Madrid el 14 de noviembre.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha calificado la aprobación del Código Penal Militar como "una de las peores noticias que los guardias civiles llevaban tiempo temiendo" ya que supone la remilitarización del Cuerpo y "un duro retroceso en la lucha por unos derechos laborales dignos".

La aplicación del Código Penal Militar a los guardias civiles en su función de policías ratifica que cualquier agente pueda cumplir una condena en una prisión militar por el simple hecho de mantener una discusión con su jefe, una circunstancia que ya se ha producido este mismo año y que actualmente amenaza a varios guardias civiles más.

La AUGC considera que con la consumación de esta remilitarización se acaba también con la Ley Orgánica 12/2007 del Régimen Disciplinario de la Guardia Civil y el artículo 7.bis de la Ley Orgánica 13/1985 del Código Penal Militar, en la que se especificaba claramente que el uso del Código Penal Militar en la Benemérita sólo se ciñe a "situaciones extraordinarias" y siempre que se den las circunstancias de tiempo de guerra, estado de sitio o durante el cumplimiento de misiones de carácter militar.

"Lejos de avanzar en la democratización de la Guardia Civil y en los derechos de sus trabajadores, el actual Gobierno del Partido Popular se ha empeñado a lo largo de los últimos cuatro años en profundizar en las medidas represoras contra los agentes y sus representantes", señala el comunicado de la AUGC.

La convocatoria de la concentración del 14 de noviembre incluye otras razones, como la falta de establecimiento de turnos que permitan la conciliación laboral, la escasa democratización en la organización del Cuerpo, la falta de modernización o eloscurantismo en la gestión.