29 octubre 2015

La movilidad laboral se frena y se busca estabilidad

Se busca estabilidad
La recuperación económica está frenando la movilidad laboral. Ahora que el panórama parece para muchos –no para todos– despejarse, las personas buscan estabilidad. Según los datos de Asempleo, la patronal de empresas de trabajo temporal, el 15,1% de los ocupados registrados en España en 2014 había cambiado de residencia durante los cinco años precedentes, una cifra inferior al 19,9% estimada sólo en el año 2010, en pleno epicentro de la crisis económica. 

Asempleo explica que esto puede deberse a la búsqueda de estabilidad frente a las mejoras del entorno económico y laboral. La movilidad dentro de la misma provincia alcanzó el 22,5% en los últimos cinco años: mientras que si se habla de traslados de una a otra, aunque dentro de la misma comunidad, la ratio alcanza el 24,1%. La movilidad regional a otras comunidades alcanzó el 23,4% de los trabajadores en este periodo. 

La mitad de los empleados con estudios superiores cambió de residencia en el último lustro

El perfil del trabajador que cambiar de lugar de residencia y empleo es el de una varón, con formación superior, dedicado a servicios de restauración, personal, protección y venta. Así, la mitad de los empleados con estudios superiores han cambiado de residencia en el último lustro, mientras que el porcentaje entre aquellos con estudios primarios no alcanza el 7,7%. 

Por sectores, los de restauración, servicios profesionales, de protección y vendedores presentan los mayores porcentajes de movilidad, con un 23,8%, frente a los del ámbito militar (1,3%), la agricultura, la ganadería y la pesca, todos ellos con una ratio del 1,4%, y los directores y gerentes (4,3%). Las comunidades autónomas con mayor movilidad laboral son Cataluña (18,5%), Madrid (18,1%) y Canarias (18,6%), frente a los menores registros de Asturias (9,7%), Extremadura (10,1%) y Andalucía (12,3%). 

Por otro lado, el informe de Asempleo señala que 80.141 personas emigraron de España durante 2014, de los que el 48,6% escogieron como destino países de la UE. El 75% de estas personas estaba en edad de trabajar y la patronal señala que gran parte de estos españoles se marchó por motivos laborales.