30 octubre 2015

Salvar a miles de hipotecados del desahucio: clausulas suelo

Clausulas suelo
¿Qué va a pasar con las familias que han perdido su vivienda en desahucios como consecuencia de la aplicación de las cláusulas suelo? Esta es la incógnita que se abre ante la posibilidad de que el Tribunal de Justicia Europeo obligue a las entidades a devolver el dinero cobrado de más con retroactividad, es decir, desde el inicio del contrato, tal y como le ha recomendado que haga un dictamen de la Comisión Europea. La retroactividad implicaría resarcir a estas familias o cualquiera que pudiera haber rescindido ya su contrato de hipoteca o haberla amortizado.

El tema no es baladí, puesto que, a tenor de las estimaciones de la asociación de consumidores Adicae, en el caso de que se eliminaran los suelos hipotecarios podrían evitarse un total de 200.000 ejecuciones hipotecarias y desahucios. Es más, los suelos han causado alrededor del 10% de los desahucios en España, según los datos que maneja la asociación.

Los afectados pagan entre 179,66 y 213,84 euros mensuales de más (en el caso de una hipoteca de 150.000 euros y a un tipo del euríbor +0,5% y euríbor +1%), cantidades que supondrían un auténtico alivio financiero para las familias que tienen dificultades para llegar a fin de mes.

Miguel Rincón, abogado especialista de reclamaciones bancarias de Reclamador.es, recuerda que la reforma de la Ley Hipotecaria de hace dos años incluye que los procesos de embargo se paralicen o se rebajen las cuotas en el caso en el que los contratos hipotecarios incluyan cláusulas suelo. Sin embargo, desvela que hay algunas entidades que siguen la estrategia de dejar de aplicar las cláusulas suelo para así poder proceder a los embargos.

Carlos Macías, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), reconoce que si al final los tribunales de justicia dictan sentencia siguiendo las recomendaciones del reciente informe de la Comisión Europea, se tendrían que abrir procesos judiciales para reclamar los daños y perjuicios causados por las entidades. Asimismo, añade que la plataforma está aprovechando la cercanía de las elecciones generales y la campaña electoral para reunirse con los partidos políticos con el fin de trasmitirles sus demandas y conocer, de primera mano, las propuestas de los distintos partidos. Entre ellas, se encuentra la eliminación de las cláusulas suelo y la compensación económica para los afectados, así como mecanismos para las familias desahuciadas por la aplicación de esta tasa.

Carlos Baños, presidente de Afes (Asociación de Afectados por Embargos y Subastas) reconoce que este segmento social va a tener problemas a la hora de afrontar económicamente las demandas, aunque recuerda que hay despachos y asociaciones que admiten el pago aplazado de los cánones, tras reconocer que en su asociación ha habido innumerables casos de hipotecados a los que “si no se les hubiera aplicado los suelos, habrían podido pagar perfectamente sus préstamos”. La solución podría venir de la mano de la decisión del Supremo de aceptar denuncias acumuladas, lo que abarataría sustancialmente los costes de estos procesos.

Pero el posible reconocimiento de la retroactividad de las indemnizaciones por las cláusulas suelo no sólo afectaría a las personas desahuciadas. También a aquellas que ya han amortizado sus préstamos, tal y como señala Carlos Baños. “En realidad, reclamar la retroactividad es un derecho que cualquier afectado puede ejercer a través de un procedimiento judicial, aunque el contrato hipotecario ya haya expirado”, puntualiza Baños, que se atreve incluso a prever situaciones que en la actualidad parecerían inverosímiles. Por ejemplo, explica que aplicar la retroactividad de las reclamaciones conllevaría una rebaja considerable de las cuotas hipotecarias e, incluso, “habrá casos en los que el banco debería dinero a su cliente”.

En este escenario, los expertos judiciales aconsejan lo mismo: buscar asesoramiento lo antes posible. “Según avanza el proceso de desahucio, las dificultades para paralizarlo son menores. Por eso, recomendamos que en cuanto llegue el primer aviso de la entidad, el cliente debe buscar ayuda de un experto en la materia y no esperar a ver si su situación económica mejora para poder hacer frente al pago de la totalidad de las cuotas”, afirma Rincón.