03 noviembre 2015

Casi 400 refugiados perdieron la vida en Octubre

Casi 400 refugiados perdieron la vida
Casi 400 refugiados e inmigrantes perdieron la vida cruzando el Mediterráneo en octubre, y sólo en los tres primeros días de noviembre otros 18 han muerto durante la travesía, según los últimos datos disponibles de la Organización Mundial para las Migraciones (OIM).

Este nuevo dato eleva la cifra de personas que han muerto tratando de llegar a Europa por mar en 2015 a 3.406. La ruta migratoria del Mediterráneo es la más mortífera: los fallecimientos ocurridos en sus aguas suponen más del 72% del total de migrantes muertos en el mundo en lo que va de año.

La cifra se ha dado a conocer este martes, un día después de que la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) alertase de que en el mes de octubre el número de refugiados e inmigrantes que cruzaron el Mediterráneo superó la cifra total acumulada hasta septiembre.

De las 218.000 personas que realizaron la travesía marítima para llegar a las costas de Grecia, Italia o España en octubre, cerca de 28.000 migrantes lo hicieron este mismo fin de semana, a pesar del continuo empeoramiento del tiempo y, por lo tanto, del aumento de la peligrosidad.

De hecho, la semana pasada los guardacostas griegos registraron siete hundimientos de embarcaciones precarias, de los que sólo se recuperaron 106 cuerpos sin vida, ya que el resto de los ocupantes sigue en paradero desconocido. Este flujo creciente eleva ya la cifra total de personas que han llegado al continente europeo a través del Mediterráneo a 760.979, según los últimos datos disponibles.

El portavoz de la OIM, Joel Millman, ha apuntado que desde la organización esperan que el mal tiempo frene el tránsito en esta vía marítima.

Sin embargo, por el momento las difíciles condiciones meteorológicas que ya se están notando en el Egeo, no les están frenando, como han demostrado las cifras registradas en octubre. Acnur alertó hace unas semanas de que los traficantes de personas estaban ofreciendo precios más baratos a los refugiados y migrantes a cambio del mal tiempo.

Cerca del 50% de las personas que han llegado a Grecia en lo que va de año son sirias (277.899), seguidas de las procedentes de Afganistán (76.620) e Irak (21.552), indica la OIM. A Italia llegan sobre todo personas procedentes de Eritrea (35.938), Nigeria (17.886) y Somalia (10.050).

Consultado sobre la posibilidad de que si no se reducen los flujos se pueda alcanzar la cifra de un millón de refugiados llegados a las costas europeas este año, el portavoz de la OIM advirtió de que no se pueden hacer predicciones pero alertó de que dado el empeoramiento de las condiciones climatológicas, el riesgo de un aumento de los fallecimientos sería exponencial.

Europa sigue sin operación de salvamento

Debido a la falta de vías legales de entrada a Europa para refugiados, migrantes y solicitantes de protección se ven empujados a acudir a los traficantes de personas y a tomar peligrosas rutas para alcanzar suelo comunitario. Debido a las incesantes muertes en las aguas del Mediterráneo, la Comisión Europea planteó la posibilidad de ampliar el mandato de la Agencia de fronteras de la UE (Frontex) para que, además de vigilar las fronteras, adquiriese una misión de salvamento y rescate. Pero nunca se aprobó.

La propuesta se quedó en un aumento de los recursos de Frontex, pero sin modificar su única misión: la vigilancia de fronteras. Es decir, la agencia de la UE efectúa la labor de socorro cuando conoce la existencia de un barco en apuros, como cualquier otra embarcación que se encuentre en el mar. Pero no tiene el objetivo de búsqueda y rescate. Ni, según ha denunciado la ONG Proactiva, las últimas tragedias ocurridas en las aguas del Mediterráneo, la formación requerida.

"Los guardacostas griegos y Frontex no tienen la formación necesaria en rescate a estas alturas", afirmó el pasado viernes Gerard Canals, uno de los socorristas de la ONG.