05 noviembre 2015

La cobertura a los parados baja 20 puntos desde 2010

La cobertura a los parados baja 20 puntos
El desempleo en España afecta a 4.176.369 personas, según la cifra de octubre publicado este martes por el Gobierno. Pero a algunos afecta más que al resto: son aquellos que se han quedado sin prestación alguna. Buscan trabajo, pero no lo encuentran. Y el tiempo pasa para ellos hasta quedar desprotegidos de cualquier subvención, ni la prestación contributiva que le correspondía, ni el subsidio de 426 euros, ni la renta activa de inserción, ni la ayuda del programa de activación para el empleo para parados de larga duración.

La duración de la crisis y la eternización de la situacion de paro alto en España provoca un aumento del paro de larga duración

Durante los últimos años la situación se ha agravado en este aspecto. Si en septiembre de 2010 el Estado protegía con ayudas al 75,6% de los parados en España, cinco años después la cobertura —una tasa que mide el número de parados protegidos frente al total de demandantes que trabajaron anteriormente— solo alcanza al 54,49% de los parados. Es la segunda tasa más baja de cobertura de desempleo desde septiembre de 2001, cuando marcó un 54,6%. Solo fue menor en mayo de este año, cuando estableció un mínimo un 54,46%. 

La caída en la cobertura de los parados tiene un origen doble. "La duración de la crisis y la eternización de la situacion de paro alto en España provoca un aumento del paro de larga duracion", explica Luis Zarapuz, economista del gabinete económico sindical. El segundo motivo, según Zarapuz, es que estos parados de larga duración, cuando agotan su prestación y los meses de subsidio "se quedan en la nada, sin ninguna protección". 

La cantidad de la ayuda de la prestación contributiva también sigue retrocediendo: es de 797 euros, cuatro euros menos que en septiembre de 2014 y más de 60 euros menos que en 2012, cuando la ayuda del Estado se elevaba a 859 euros. Según Luis Zarapuz, la caída de esta cuantía puede explicarse de dos formas: primero, porque "ahora se cobra menos que antes y las bases de cotizacion de los despedidos con más bajas". La segunda explicación es que la reforma laboral del PP en 2012 redujo el porcentaje de referencia del último sueldo para la cuantía de la prestación desde el 80% al 70%. 

Cae la cuantía de la ayuda 

El número de beneficiarios de ayudas ha caído continuamente en los últimos años: ahora hay 2.102.616 personas que reciben alguna ayuda del Estado, un 27,4% menos que en septiembre de 2010, cuando había 2.893.186 personas ayudadas por el Sistema. Además, las prestaciones contributivas —las que reciben aquellos que han perdido el empleo involuntariamente y han cotizado a la Seguridad Social— cada vez tienen menos peso en favor de las asistenciales (subsidios, renta argaria, renta activa de inserción y programa de activación de empleo). 

Cada vez más parados cobran subsidios de 426 euros y menos prestaciones contributivas

Si en septiembre de 2013 las contributivas suponían un 46,97% del total, ahora solo suponen un 39,05% frente al 60,95% de las asistenciales. "Esto significa que cada vez más parados cobran subsidios de 426 euros y menos prestaciones contributivas. Es decir, menos parados cobrando; y los que cobran, ingresan una cantidad cada vez menor", apunta Zarapuz.