19 noviembre 2015

Planes de pensiones, sepa como elegir

Planes de pensiones
Sin duda el estado debe de incluir una pensión digna para todos los contribuyentes, más después de montones de años cotizando, no obstante los planes de pensiones pueden mejorar nuestro futuro económico una vez no tengamos un salario por nuestro rendimiento.

Antes de firmar, hay que conocer todo, hasta el más mínimo detalle, y ser consecuente con la decisión que se va a tomar. Esto debe ser así en cualquier contrato que efectúe en su vida; también en el ámbito financiero. A continuación resumimos las cuestiones claves que debe tener en cuenta si quiere ahorrar para su jubilación. Lea siempre la letra pequeña y no se quede nunca con dudas. Pregunte.

1¿Qué significa la planificación financiera para la jubilación? El Instituto Aviva la define como «analizar y prever los recursos económicos de los que dispondremos llegado ese momento. El objetivo es generar y gestionar un patrimonio suficiente para poder hacer frente al gasto actual y futuro». 

2¿Por qué se habla tanto hoy sobre el tema? El aumento de la esperanza de vida de la población española combinado con un menor número de nacimientos tiene como resultado el surgimiento de más pensionistas y menos cotizantes a la Seguridad Social. Esto quiere decir que el Estado cada vez contará con menos recursos para dedicar a las pensiones. Por eso, el ahorro privado se convierte en necesario. 

3¿De qué manera se puede complementar la prestación pública futura? Ahorrando. Hay varios productos de inversión diseñados para el largo plazo que pueden ser útiles. Los planes de pensiones reúnen las características más apropiadas para planificar el momento de la jubilación. 

4¿Es importante pensar en el tiempo que resta hasta el retiro? Sí. Según el Instituto Aviva, es determinante para saber el esfuerzo ahorrador que debe realizarse. Cuanto antes se empiece, menor será la aportación que deberá sumarse anualmente. 

5¿Qué es un plan de pensiones? Es un producto financiero como tal. El cliente que contrata un plan de pensiones efectúa aportaciones dinerarias periódicas que se tratan de rentabilizar. 

6¿Dónde invierten? En renta fija y renta variable de distintos plazos y también existen planes de pensiones garantizados, cuyo objetivo es salvaguardar el capital aportado. 

7¿Qué diferencia hay entre un plan de pensiones y uno de jubilación? Los dos están destinados a complementar la futura prestación pública, pero el plan de pensiones es un producto financiero, y el de jubilación, un seguro de vida; se conocen como planes de previsión asegurados (PPA). No existen diferencias entre ambos en cuanto a fiscalidad, ni tampoco en las aportaciones máximas. La principal diferenciación es en la rentabilidad, ya que el PPA tiene que garantizar un mínimo por ley, mientras que el plan de pensiones no; será la que consiga en el fondo invertido. 

8¿Cuál es mejor? No se puede decir que un producto sea mejor que otro. La elección debe realizarse acorde con los objetivos de cada uno y, sobre todo, al perfil de riesgo. En el mercado existe una amplia gama de opciones para cualquiera de los partícipes, desde los más conservadores hasta los más arriesgados. 

9¿Cuánto dinero hay que aportar? ¿Exigen cuotas mínimas? Este año ha entrado en vigor la última reforma fiscal aprobada por el Gobierno, que limita las aportaciones a los planes de pensiones y_PPA a un máximo de 8.000 euros anuales. La periocidad con que se hagan, así como los importes mínimos, en caso de que los haya, dependerán de cada entidad y del contrato que se firme. 

10¿Se puede tener más de un plan? Sí. Y pueden ser de la misma o distinta modalidad. Según el Instituto Aviva esta sería una manera de diversificar riesgos en función de la inversión que realice cada producto elegido. Un caso habitual es que una persona tenga su propio plan y otro de empleo, donde contribuye la empresa para la que trabaja. 

11¿Se puede perder dinero? Sí. Los planes de pensiones están adscritos a unos fondos de inversión, y estos, a su vez, se constituyen con las aportaciones de los partícipes e invierten de acuerdo con la elección tomada. Dichos fondos, como tal, fluctúan en los mercados, y las rentabilidades pueden ser tanto positivas como negativas. Los garantizados protegen el capital inicial aportado, pero exigen mantener el dinero hasta vencimiento, que suele ser a muy largo plazo. 

12¿Tienen ventajas fiscales? Las aportaciones que se realicen reducen directamente de la base imponible del IRPF y permiten, por tanto, pagar menos impuestos. No obstante, el límite máximo de dicha reducción será la menor de estas dos cantidades: 8.000 euros anuales de aportación máxima o el 30% de los rendimientos de trabajo y actividades económicas. 

13¿Hay que pagar impuestos a la hora de rescatar el plan? Sí. Tal y como explican desde Mapfre, se puede recuperar el dinero en forma de capital (en una sola cantidad); de renta (una cuota periódica, que puede ser mensual, trimestral, semestral o anual; o combinando las dos). Tanto las aportaciones como las plusvalías tributan como rendimiento de trabajo a la hora de cobrarlos en una horquilla que oscila entre el 20 y 47% en 2015 (el próximo año bajará al 19 y 45%). No obstante, los tipos impositivos pueden variar en función de la autonomía. 

14¿Se puede recuperar el dinero antes de que llegue el momento de la jubilación? Sí, en determinados casos. Por ejemplo, la última reforma fiscal introdujo la posibilidad de rescatar el plan de pensiones a los 10 años a contar desde el 1 de enero de 2015; es decir, los primeros que podrán hacerlo será en 2025. Los otros supuestos que permiten el rescate son situaciones extremas como desempleo de larga duración, enfermedad grave, dependencia o situación de desahucio. 

15¿Cuánto cuesta contratar estos productos? El cliente debe pagar una serie de comisiones que ha de tener en cuenta. Se aplican a la gestión y al depósito del producto. En el primer caso, el máximo aplicable será el 1,5% del patrimonio anual alcanzado, y en el segundo, del 0,25%.

SOMOS sindicalistas 20minutos