02 diciembre 2015

Día Mundial de las Personas con Discapacidad: y sin trabajo

Día Mundial de las Personas con DiscapacidadEste jueves 3 de diciembre se celebra el Día Mundial de las Personas con Discapacidad. Son muchos los ámbitos donde demandar derechos e igualdad para este colectivo y uno de ellos es el laboral. En España, sólo una cuarta parte de las personas con discapacidad trabaja. Y por si fuera poco su salario es siempre menor.

Como indica el seleccionador nacional Vicente del Bosque, “en pleno siglo XXI es indispensable destacar el derecho que tienen las personas con discapacidad a trabajar en condiciones de igualdad. Sin un empleo digno no resulta posible la integración de estas personas”. Lo asegura en el prólogo del Atlas laboral de las personas con discapacidad 2016, elaborado por Grupo SIFU en colaboración con la Universidad de Sevilla.

 Sin un empleo digno no resulta posible la integración de estas personas

Se trata de una radiografía completa de las características y condiciones laborales de este colectivo en España. “Si no se toman medidas urgentes será difícil que se logre alcanzar niveles aceptables de inserción laboral de estas personas”, dice este informe. “En España, todavía queda mucho camino por recorrer para conseguir que la situación de este colectivo mejore de manera sustancial”, asegura de Cristian Rovira, vicepresidente de Grupo SIFU

Uno de los principales indicadores de las desigualdades que todavía persisten es la diferencia que existe entre el salario bruto anual de las personas con discapacidad y el resto de población, siendo un 16% menor en el primer caso para el mismo puesto de trabajo. Además, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante el período 2010-2013 el salario bruto de las personas sin discapacidad apenas se redujo en 40 euros, mientras que el de las personas con discapacidad disminuyó 1.400 euros. 

Los resultados del Atlas Laboral 2016 indican que la tasa de paro de las personas con discapacidad ha crecido en estos últimos años, siendo actualmente del 35% frente al 26% de la población general, un porcentaje que sería mucho mayor si se contemplara el total de personas en situación de inactividad (no dadas de alta como demandantes de empleo). La crisis ha afectado directamente a este colectivo pues, en 2013, tan sólo 1 de cada 4 personas tenía trabajo. O, lo que es lo mismo: la tasa de empleo era del 24,3%, siendo ésta superior en los hombres. De ello se desprende que la tasa de actividad de las personas con o sin discapacidad sigue estando en torno a un 40%. 

Su salario bruto ha caído 1.400 euros y el del resto sólo 40

Según revelan los datos de este informe, existe discriminación por edad y sexo, ya que las empresas contratan, sobre todo, a personas adultas (un 94,2% de las contrataciones de 2014, año en que se produjo un máximo histórico de 203.025, se realizaron a mayores de 25 años) y hombres con discapacidad, en detrimento de los más jóvenes y las mujeres. Además, los hombres tienden a ganar más a pesar de que las mujeres tienen niveles de formación más altos. 

Así lo revela el Atlas Laboral 2016, que refiere una tasa de empleo en hombres de un 26% frente a un 22% en mujeres y una respectiva tasa de paro de 34,9% frente a un 35,3% en 2013. Un último dato en este sentido: el salario medio anual bruto de las mujeres fue de 17.208 euros mientras que el de los hombres fue de 20.525 €. 

Como indica Marco Garrido, Coordinador del Atlas de la Universidad de Sevilla, uno de los datos que llama especialmente la atención es que “España no ha alcanzado, en los últimos años, los objetivos de integración marcados por la Ley General de Discapacidad (LGD) –que establece una cuota de reserva del 2%– ni por otros planes impulsados”. De hecho, según este estudio, el incumplimiento de la ley por parte de empresas tanto públicas como privadas ha crecido del 75,7% al 81,1% de 2013.

SOMOS sindicalistas 20minutos