23 febrero 2016

Las prácticas de empresa: ¿Es formación o explotación?

¿Es formación o explotación?: recogen firmas contra las prácticas no remuneradas
¿Es formación o explotación?: recogen firmas contra las prácticas no remuneradas.

"Sólo queremos cobrar un salario que reconozca nuestro esfuerzo y no tener que trabajar en horarios de hasta jornada completa sin recibir un mísero euro. ¿A quién le parece justo algo así?. ¡Los estudiantes también tenemos una vida detrás de las prácticas, y unos gastos que cubrir!". De esta forma, bajo el lema #GratisNoTrabajo, el estudiante de Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid Eduardo Robaina ha lanzado una petición en Change.org, cansado de las continuas ofertas de prácticas no remuneradas que se publican en la bolsa de empleo (COIE) del centro universitario.

 Según cuenta Robaina, la denuncia surgió "por cansancio e indignación. Vi la oportunidad de, al menos, hacer algo de ruido en este asunto, y aproveché, ya que no tenía nada que perder". De momento, ha conseguido a fecha de este martes 64.000 de las 75.000 firmas que busca. 

Las empresas se aprovechan contratando a cinco personas por un sueldoLa UCM, como tantas otras universidades, cuentan con el Centro de Orientación e Información de Empleo (COIE), a través del que empresas que han firmado convenios con la universidad publican sus vacantes para ofrecer unas prácticas o un primer empleo a los estudiantes. Sin embargo, el lado menos bonito de este sistema que trata de ayudar a los universitarios a dar el salto al mundo laboral es, tal y como expone, que "se aprovechen del hecho de ser becarios para hacerles trabajar sin recibir ninguna compensación económica". 

El joven reconoce que ha tenido la suerte de haber recibido dinero, "aunque escaso", durante sus prácticas formativas. Pero lamenta que muchos estudiantes aceptan trabajar gratis porque "ven una oportunidad de aprender y trabajar en un medio. Mientras, las empresas se aprovechan contratando a cinco personas por un sueldo que cobraría alguien que no fuera becario". Ante esta situación, asegura que es necesario "cambiar la visión del becario" y dignificar tanto su labor como el Periodismo en general. "Lucho por tener una profesión que se cuide, empezando por las instituciones más básicas. El periodismo vale más de lo que dan por él", subraya. 

Desde la Universidad Complutense han remitido un comunicado en el que expresan su "simpatía" con la petición y destacan que "es más que deseable" que las prácticas conlleven ayudas económicas". "Consideramos que las prácticas externas de los estudiantes deberían conllevar algún tipo de ayuda económica –recoge el documento– Pero hay ofertas de gran calidad que no las contemplan, como algunas de las ofertas más interesantes que recibimos y que provienen de la administración pública o del tercer sector, donde no se pueden asignar fondos para las prácticas de estudiantes". 

El centro asegura que se encuentran "abordando un profundo proceso de reorganización y mejora de la gestión de las prácticas", al tiempo que están promoviendo acuerdos y conversaciones con los responsables de prácticas del resto de universidades públicas madrileñas para "evitar abusos y definir un código de actuación conjunto". A pesar de su apoyo a la denuncia, la universidad cree que la solución al problema puede derivar en "efectos perjudiciales para los estudiantes, como pueden ser el trasvase de prácticas a otras universidades o la desaparición de ofertas de interés". 

Para Robaina, este comunicado es "un simple espejismo". "Me parece un tanto demagógico e hipócrita por parte de la universidad, y su único objetivo es echar balones fuera –critica–. Pinta muy bonito todo lo que dicen, pero queremos hechos, resultados, y no pararemos hasta que haya algo claro sobre la mesa que nos demuestre un cambio en todo esto". Su objetivo es que se llegue a comprender que los becarios deben formarse y aprender profesionalmente pero cobrando, como cualquier otro trabajador.

SOMOS sindicalistas 20minutos