11 marzo 2016

Las mujeres siguen siendo maltratadas y asesinadas

338 mujeres al día denunciaron por violencia machista en 2015
Los juzgados de violencia sobre la mujer recibieron en 2015 un total de 129.123 denuncias de mujeres por violencia de género, según los datos difundidos este viernes por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial. Solo en un año, 123.725 mujeres distintas denunciaron ser víctimas de violencia machista, 338 al día. El número de denuncias presentadas ha experimentado un leve aumento con respecto a 2014, en concreto, ha aumentado un 1,9%.

Los datos se publican el mismo día en que una mujerha sido presuntamente asesinada por su pareja en el municipio de Son Servera, al norte de Mallorca. Dos mujeres han sido asesinadas por violencia de género en menos de 24 horas, después del caso ocurrido en Catarroja (Valencia) en la tarde de este jueves. Con esta, serían 12 el número de víctimas mortales, según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. De las 11 confirmadas, solo tres habían interpuesto denuncia. De las 60 mujeres asesinadas en 2015, solo 13.

Es decir, la cifra de mujeres que acudieron a la Policía o al juzgado sigue siendo baja con respecto al número de las que sufren violencia por parte de su pareja o expareja. El 44,6% de las que no denuncian admite no hacerlo porque la violencia "no es lo suficientemente grave" y el 26,6% por temor a las represalias. Por ello, una de las reivindicaciones de los profesionales que trabajan con ellas es que la atención integral no dependa de que la mujer denuncie y piden que el sistema, además de animar a que lo haga, debe garantizar su protección.

Un 12% no siguió con el proceso

Los datos de 2015 revelan que l a mayoría de las denuncias (el 68,8%) fueron presentadas por las propias víctimas frente a un 15,5% derivado de la intervención directa de la policía y un 11,3% a través de partes de lesiones. Además, un 2,4 por ciento de las denuncias las presentaron por familiares de las víctimas , mientras que las registradas a raíz de la intervención de los servicios asistencialesrepresentaron también un 2%.

Para asegurar que el proceso de denuncia es fructífero, afirman los expertos, es necesario asegurar el acompañamiento de la víctima durante el proceso judicial. Si no, aseguran, seguirá habiendo mujeres que renuncian a seguir con él. En 2015, lo hizo un 12% del total (cuatro décimas menos que en 2014), es decir, 15.321 mujeres se acogieron a la dispensa de la obligación legal de declarar, según el CGPJ.

Este es uno de los asuntos más debatidos entre los trabajadores sociales, psicólogos y abogados: si reformar el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la norma que dispensa de la obligación de declarar a la víctima contra su maltratador porque establece que no existe la obligación de hacerlo contra un familiar directo.

835 menores solicitaron orden de protección

El Consejo General del Poder Judicial también ofrece datos sobre el número de órdenes de protección acordados en diversos órganos judiciales. 26.679 de las 41.757 de las que se solicitaron, un 59,1%. La cifra supone un punto de incremento con respecto al año anterior. En más de la mitad de los casos, la relación de pareja se mantenía en el momento de solicitar la orden de protección. De todas las mujeres que lo hicieron, un 2% eran menores de edad.

Sobre las medidas de protección a los menores, el Observatorio destaca que en 2015 aumentaron las medidas con relativas a la suspensión del régimen de visitas. De este tipo se acordaron 728, frente a las 565 de 2014. También a la suspensión de la patria potestad, adoptada en 84 casos (56 el año anterior) y a la suspensión de la guarda y custodia, acordada en 1.223 procesos frente a 1.078 de 2014.

Este es uno de los asuntos que más preocupa, pues, según han denunciado los profesionales en varias ocasiones, los fallos del sistema dejan desprotegidos a los menores hijos o hijas de mujeres víctimas de la violencia de género. Desde el pasado agosto los menores expuestos son reconocidos como víctimas directas, pero la ausencia de formación o el bajo número de profesionales son algunos de los retos pendientes para ponerlo en práctica.

SOMOS sindicalistas ElDiario