06 abril 2016

186 votos a favor, 112 votos en contra y 41 abstenciones: paralización de la LOMCE

El Congreso español aprueba la paralización de la LOMCE
La votación para acabar con la última reforma educativa aprobada por el PP en esta pasada legislatura, la LOMCE, ha sido favorable gracias a los votos de todos los partidos de la Cámara, a excepción del Partido Popular que ha votado en contra y de la inesperada abstención de Ciudadanos.

Rafael Simancas defensor de la Proposición de Ley, ha destacado, “queremos una nueva regulación estable y perdurable, que debe ser fruto de un gran pacto social y político sobre un mejor futuro para la educación”. La LOMCE se aprobó en verano de 2013 con el único respaldo del Partido Popular.

A esto hay que sumar el rechazó que la ley suscitó en su momento dentro de la comunidad educativa. Para el diputado socialista, “se trata de una ley no acordada, no dialogada, por tanto una ley estructural impuesta por una mayoría coyuntural”.

Por parte de EH Bildu, su diputada Onintza Enbeitia ha dejado claro que el Partido Popular aprobó la ley “solo ante la Cámara, con el no más rotundo de los demás partidos políticos, y al final el señor Wert acabó por implantar su capricho”. Otra muestra de la desafección que inspira la LOMCE.

Sol Sánchez de IU- UP le recordaba al PSOE que no están dispuestos a tirar por la borda los dos años que llevan pactando con la Marea Verde, con el Sindicato de Estudiantes y con la Plataforma por la Educación Pública, todo en clara referencia al acuerdo que los socialistas tienen con Ciudadanos.

Para Marta Sorlí diputada por Compromís, el acuerdo para aprobar esta iniciativa “es insuficiente porque paralizar una ley donde aparece antes la palabra ‘competitividad’ que la palabra ‘derecho’ demuestra que es una ley arcaica”.

La abstención de Ciudadanos ha sido justificada por su diputado Antonio Roldán, con la argumentación de que en la iniciativa presentada por el PSOE no se recoge el impulso de un “pacto por la Educación”. Sin embargo, en el acuerdo con los socialistas este pacto sí queda reflejado.

Otro voto a favor ha sido el de Podemos- En Comú Podem- En Marea (GP-EC-EM). Su diputada Ione Belarra, ha defendido la supresión de esta ley educativa “porque nació ya condenada al fracaso”.

“En democracia los votos no se pueden usar como un cheque en blanco y las cuestiones de Estado, como son la Educación nunca deben abordarse sin el diálogo con la comunidad educativa”, ha afirmado la diputada de Podemos.

Desde el Partido Popular, María Sandra Moreo apelaba a la cordura y al sentido común del partido socialista “antes de someter nuevamente a la sociedad española a un debate de confrontación en materia educativa, y por tanto la han situado en mitad de un conflicto político”.

‘Ley Mordaza’ 38 votos a favor y 15 en contra

La Comisión de Interior del Congreso ha aprobado una Proposición no de Ley presentada por el Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana. La votación ha salido adelante con los votos a favor de todos los partidos, excepto el Partido Popular y UPN que han votado en contra de la derogación de la comúnmente conocida como ‘Ley Mordaza’.

El Partido Socialista y ERC han redactado una iniciativa que insta “al Gobierno a derogar la reforma de la ley de Protección de la Seguridad Ciudadana aprobada en 2015”. Con ello, se quiere volver a la antigua ley de 1992 aprobada por el gobierno socialista y cuyo ministro de Interior era José Luis Corcuera.

Gabriel Rufián (ERC) ha sido el encargado de defender esta Proposición no de Ley. “Esta es la más indigna y reaccionaria de cuantas iniciativas ha ideado y aprobado ese rodillo legislativo, ejecutivo y absolutista denominado gobierno del Partido Popular en los últimos cuatro años”, ha manifestado Rufián Romero.

Además, esta ‘Ley Mordaza’ “escandaliza a Amnistía Internacional y a Naciones Unidas, y protege a insignes periodistas que se vanaglorian impunemente de lo que harían con una escopeta a políticos”, ha señalado Rufián en una clara alusión a Federico Jiménez Losantos.

Rufián Romero también ha denunciado, “esta es una ley que legaliza recibir a palos y a pelotazos a centenares de personas que se encaraman cada día a una valla con cuchillas en Ceuta y Melilla, y cuyo único delito es marchar de la miseria que tienen en sus países”.

No hay que olvidar, que esta Proposición no de Ley incluye la derogación de las llamadas ‘devoluciones en caliente’, cuestión por la que el Consejo Europeo tuvo que llamar la atención al gobierno del Estado español, ya que éstas resultaban ilegales.

El texto definitivo aprobado por la Comisión de Interior rechaza unas prácticas que vulneran la Constitución y los Tratados Internacionales, tal y como han reconocido ACNUR y el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa.

Prisión permanente revisable


Por otro lado, la Comisión de Justicia del Congreso ha sacado adelante una Proposición no de Ley a propuesta de ERC, con 28 votos a favor, 15 votos en contra y ninguna abstención. Nuevamente todos los partidos políticos, a excepción de PP y UPN, han votado a favor de la derogación de la pena de prisión permanente revisable.

El Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana es el autor de un texto que propone la suspensión inmediata de esta ley, incluida dentro de la reforma del Código Penal que entró en vigor el pasado 1 de julio de 2015.

El Estado español presenta uno de los índices de criminalidad más bajos de Europa y, sin embargo, una de las tasas más altas de población reclusa. Este es uno de los motivos principales por el que resulta innecesario recrudecer un Código penal ya de por sí contundente.

La diputada por ERC Ester Capella i Farré ha resaltado que la reforma fue “aprobada únicamente con los votos del Partido Popular y fue acuñada desde el absolutismo punitivo, y que para nada significa mayores cuotas de seguridad”.

“La medida estrella de la reforma”, palabras exactas del ministro Rafael Catalá cuando la presentó al congreso de los Diputados, es decir la más que cuestionable pena de cadena perpetua no busca la reinserción de los presos, sino la criminalización más absoluta.

Desde el Congreso se insta al gobierno a la paralización de estas tres medidas, LOMCE, ‘ley Mordaza’ y ley de prisión permanente revisable. Aunque ninguna de ellas será presumiblemente derogada en el Senado, ya que el hasta ahora gobierno en funciones no tiene la obligación de hacerlo.

Cabe señalar, que en la última parte de la sesión plenaria se ha debatido a instancia del Grupo Parlamentario Democràcia i Llibertat, una Proposición no de Ley por la que se incrementará el salario mínimo interprofesional, cuya cantidad es de 655 euros.

Una medida de claro contenido social y que intenta cumplir con unos objetivos de recuperación salarial para las y los trabajadores. La votación ha salido adelante con el ‘Sí’ de todos los partidos de la Cámara.

SOMOS sindicalistas Arainfo