15 abril 2016

Desinterés del gobierno por los parados de larga duración

Empleo gasta solo el 15% del presupuesto de la ayuda para parados de larga duración
Diciembre de 2014. Gobierno y agentes sociales firman un acuerdo para poner en marcha una nueva ayuda para parados de larga duración que no cobren prestaciones. Un año y cuatro meses después, los datos revelan que el programa apenas ha tenido impacto: el Ministerio de Empleo solo ha ejecutado el 15% del presupuesto destinado a la ayuda y solo 100.000 personas han cobrado los 426 euros que se concedían.

El Gobierno ha aprobado este viernes una prórroga de esta ayuda, pero no ha anunciado cambios en los criterios para concederla. El Consejo de Ministros ha prorrogado también el llamado Plan Prepara, otra ayuda de 426 euros para parados que agotan la prestación contributiva y el subsidio. Este último programa se mantenía en vigor automáticamente hasta que la tasa de paro no bajara del 20%. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha anunciado ahora que seguirá vigente hasta que el desempleo no descienda del 18%.

El llamado Programa de Activación para el Empleo tenía dos objetivos: llegar a entre 400.000 y 450.000 personas en situación precaria y aumentar la tasa de cobertura social, que no paraba de caer, en ocho puntos. Sin embargo, a 31 de marzo, el Ministerio de Empleo contabilizaba 99.410 beneficiarios. Y según los últimos datos, la tasa de protección social se sitúa en el 54,7%, tres puntos por debajo de la que existía en diciembre de 2014, del 57,6%.

Este número tan reducido de beneficiarios sobre la previsión inicial es lo que ha hecho que el presupuesto destinado a la ayuda apenas se consuma. De los 1.200 millones asignados, Empleo solo ha gastado 182,05 millones, es decir, el 15% del presupuesto. La ayuda caduca este viernes y el Gobierno aún no ha anunciado si la prorrogará y, si lo hace, con qué condiciones.

Otro de los compromisos del programa era que los servicios públicos de empleo realizaran itinerarios personalizados a cada persona para tratar de insertarla en el mercado de trabajo. En este caso los datos tampoco acompañan: Empleo señala que apenas 15.212 beneficiarios han encontrado un empleo.

Aplicación restrictiva

Los sindicatos denuncian que el Ministerio ha hecho una aplicación restrictiva del subsidio que ha impedido llegar a los potenciales beneficiarios. Los sindicatos aseguran que durante los últimos meses se han dirigido en varias ocasiones al Gobierno para hacerle llegar su queja y proponerles una adaptación del programa que permitiera llegar a más gente.

Empleo se reunió con representantes sindicales y empresariales para valorar la evolución del programa. El compromiso, no obstante, tal y como fijaron en 2014, era hacer la evaluación tres meses antes de que expirara la ayuda.

¿Cómo funciona la ayuda?

Este subsidio estaba dirigido a parados de larga duración que llevaban seis meses sin cobrar ninguna prestación. Hacía falta también tener al menos un familiar a cargo y no tener ingresos superiores al 75% del IPREM (unos 480 euros mensuales). Durante los primeros meses de aplicación, los servicios públicos de empleo denegaron solicitudes a personas que hubieran pasado por el resto de prestaciones (como el plan Prepara, de 426 euros). La protesta de los sindicatos hizo que Empleo rectificara.

La ayuda consistía en un subsidio de 426 euros que se podía percibir durante seis meses. Además de la prestación económica, los servicios públicos de empleo tenían que hacer un itinerario personalizado de cada beneficiario y ofrecerles servicios de orientación y formación para recualificarles. Si esas personas se insertaban en el mercado laboral, la prestación económica era compatible con el empleo.

SOMOS sindicalistas ElDiario