28 abril 2016

La tasa de paro lleva más de cinco años por encima del 20%

El año empieza con 11.900 parados más y 64.600 empleos menos
El mercado laboral sigue sin ganar vigor. Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre 2016 publicados este jueves muestran que, más allá de las declaraciones y de la mejora en algunos indicadores, la recuperación del empleo y el paro no es aún consistente. El año ha empezado con 11.900 parados más, hasta las 4.791.400 personas en desempleo, y con la destrucción de 64.600 empleos. La población activa ha descendido: 52.700 personas han abandonado el mercado de trabajo en estos tres meses. Estas variables hacen que la tasa de paro crezca una décima respecto al trimestre anterior y se sitúe en el 21%.

Es este último dato el que muestra hasta qué punto la crisis laboral española es profunda: la tasa de paro lleva más de cinco años por encima del 20%. Las previsiones señalan que será 2016 cuando finalmente baje de ese fatídico nivel. En términos absolutos, la subida del paro del comienzo de año es netamente femenina. El paro entre los hombres ha bajado en 9.600, mientras que entre las mujeres creció en 21.500. El balance son esas 11.900 personas desempleadas más.

La subida de este trimestre rompe, además, una tendencia positiva: el mercado de trabajo encadenaba ya cuatro trimestres consecutivos de reducción del paro.

Por otro lado, el primer trimestre suele traer consigo destrucciones de empleo. 2016 no ha sido una excepción, con 64.600 puestos de trabajo menos, aunque la pérdida de ocupados queda lejos de los años más duros de la crisis. En 2010, por ejemplo, desaparecieron 237.600 ocupados y el año pasado fueron 114.300. El empleo disminuyó más entre las mujeres que entre las hombres, una tendencia que se consolida y que también puede observarse en los datos de paro y afiliación que el Ministerio de Empleo publica cada mes.

En estos tres meses 52.700 personas han desaparecido del mercado laboral. Esta reducción de la población activa hace que la tasa de actividad (el porcentaje de personas en edad y disposición de trabajar) siga sin superar el 60% que existía cuando comenzó la legislatura. La brecha entre hombres y mujeres sigue siendo significativamente amplia: el 65,2% de los hombres están activos frente al 53,6% de las mujeres.

Destrucción de empleo temporal

Toda la destrucción de empleo del primer trimestre procede de trabajos temporales. Tras la campaña navideña, propicia para los contratos eventuales, el grueso de los despidos proceden también de este tipo de empleos. Por eso, los asalariados con contrato temporal han bajado en 106.000. Los que tienen un empleo indefinido, por contra, crecen en 52.400.

En este periodo, la economía ha destruido el triple de empleos a tiempo completo que a tiempo parcial. No obstante, aunque en los últimos años el trabajo por horas ha ido ganando terreno, el balance del último año muestra un repunte de los empleos a tiempo completo. Entre enero de 2015 y enero de este año, los ocupados con jornada completa han crecido en 580.600 personas, mientras que los que tienen un empleo parcial ha bajado en 5.800.

El único sector que gana ocupados a comienzos de año es la industria. Tanto construcción, como agricultura y, especialmente, servicios, perdieron empleos.

SOMOS sindicalistas ElDiario