30 mayo 2016

Temporalidad extrema en las contrataciones de verano

La 'epoca dorada' del turismo en España disparará este verano las contrataciones más de un 10%
Los sindicatos valoran la creación de empleo pero critican que sea excesivamente temporal, de baja calidad y muchos de ellos a tiempo parcial surgidos de "trocear" puestos permanentes. Además, según Santos Nogales, responsable de Acción Sindical, a pesar del aumento de la ocupación hotelera en los últimos tiempos, "está aumentando la carga del trabajo, con plantillas mínimas".


"Los hoteles de costa están disparando la contratación de becarios en condiciones que no son de tutela formativa y como recambio de puestos permanentes", apunta Nogales. "Además, otra de las trampas es disparar la contratación de autónomos, ahorrando así costes y evitando la relación laboral a través del convenio. O externalizar los empleos a empresas multiservicio, como ocurre con las camareras de piso, que al salirse del convenio pierden hasta un 30% del salario, lo que es una barbaridad". 

 Este tipo de empleo, además, solía ser en el pasado buscado por jóvenes que buscaban experiencia en el mercado laboral o un pequeño sueldo para complementar su época de estudios. "Ese perfil se está modificando", aseguran en Adecco. Los jóvenes siguen siendo los mayores demandantes de empleo estival pero ahora también lo desean amas de casa para complementar los ingresos del hogar, parados de larga duración que reactivan su búsqueda de empleo en verano y trabajadores con jornadas parciales en busca de mejorar sus ingresos. 

Valentín Bote, de Randstad, no lo considera una mala noticia. "Cualquier tipo de experiencia laboral activa al parado, le vuelve a acercar al mercado de trabajo le ofrecerá una experiencia que puede rentabilizar en el futuro". Marcos Hernandez-Navarro, de Adecco, coinciden con este análisis: "Estos trabajos temporales dan una oportunidad para recolocar. Y la reinserción puede venir de la mano de la industria, en trabajos como manipulación de alimentos, de destreza manual y cualquier otro que requiera sobre todo polivalencia e implicación".

Más turistas, significa más gasto. Y este mayor consumo necesita de mayores contrataciones para atender a los veraneantes. Dos de las principales agencias de empleo temporal en España, Adecco y Randstad, hicieron públicas este lunes sus previsiones de empleo de junio a septiembre. Y ambos apuntan en la misma dirección: el empleo veraniego crecerá este año en España más del 10% y superará las contrataciones del año anterior.

Según Adecco, en los próximos tres meses se crearán hasta 1.131.700 puestos de trabajo en España, un incremento interanual del 10% respecto a 2015. Y en el mismo sentido, Randstad calcula que los contratos veraniegos en todos los sectores se elevarán a 1.174.000. De ellos, 486.280 serán específicamente 'veraniegos', un 13,3% más que los 429.075 de la campaña de 2015. 

"Será el mejor verano en términos de contratación de los últimos ocho años", apuntan en la agencia sobre un período que dispara tradicionalmente el empleo porque las compañías "se adaptan a la demanda generada por el turismo y las vacaciones de los profesionales".



Ambas agencias coinciden en dos factores para este repunte del empleo en verano: por un lado el auge del turismo internacional en España, que suma récord tras récord en los últimos tiempos —ha crecido un 13% de enero a abril respecto al año pasado— gracias, principalmente, al desvío de visitantes que antes viajaban a los países árabes mediterráneos y que prefieren pasar sus días de relax en España desde las revoluciones de la primavera árabe en 2011. 

El segundo, la mejora de la economía española en los últimos dos años. "El turismo nacional se está recuperando porque hay un millón de ocupados más que hace dos años y esto repercute en tener más poder adquisitivo para gastar en vacaciones", asegura Valentín Bote, director de Randstad Research. 

Bote no teme sin embargo que la desconfianza de los consumidores españoles —lleva cuatro meses seguidos a la baja, según el CIS— pueda afectar a la creación de empleo veraniego. "No todo el empleo se creará para atender al turismo nacional, también al extranjero y este no fluctúa tanto por asuntos internos del país, sino por cuestiones de seguridad". 

En el caso de las empresas españolas, según Marcos Hernández-Navarro, director de delegación de Adecco, la incertidumbre política puede afectar al empleo a largo plazo, pero no al estacional: "Hay una ligera contracción general, pero los empresarios hosteleros no pueden estar parados: no van a dejar de contratar a un camarero durante cuatro meses por la situación política", apunta. 

El turismo arrastrará a otros sectores, sobre todo al transporte 

El turismo será el "dinamizador" clave del crecimiento del empleo ese verano pero la mayor actividad en este sector también arrastrará a otros sectores. Randstad calcula que el empleo en el transporte experimentará el mayor repunte (+23,2%) respecto al pasado verano "gracias a las mayores contrataciones de servicios auxiliares y de handling en aeropuertos", dice Valentín Bote. Al transporte le seguirá el comercio (+1,8%) y el ocio (+8,5%). 

Las actividades más pegadas al turismo (hoteles y restaurantes), según Randstad, "también aumentarán sus contratos, pero por debajo del 5% en ambos casos". Sin embargo, seguirán ocupando los perfiles más buscados: cocineros, camareros, agentes de viajes, monitores de ocio y tiempo libre (para hoteles y restaurantes); además de dependientes, promotores, comerciales, reponedores y cajeros (para el comercio). 

Adecco apunta otra clave para apuntalar la mayor expectativa de contrataciones: el sector industrial —que firmará el 30% de los contratos este verano, solo después del sector servicios (55%)— vuelve a solicitar "personal eventual para cubrir las vacaciones de su personal y hacer frente a las previsiones de mayor actividad". Algo que no se producía durante la crisis y que según esta agencia empezó a evidenciarse a partir del año pasado. 

Destacan cinco sectores: automoción, farmaquímica , alimentación, logística y transporte. Y los puestos más demandados serán operarios de producción, carretilleros, técnicos de mantenimiento, operarios industriales, ingenieros de producción y calidad. El empleo en la construcción, sin embargo, sigue "latente" y creará apenas un 1% de los puestos de trabajo este verano.

SOMOS sindicalistas 20minutos