19 mayo 2016

Casi 700 contratos están en peligro a causa de Vodafone

Vodafone prescinde de los servicios de Indra que emplean a 650 trabajadores
Vodafone ha decidido prescindir de los servicios de Indra. La compañía tecnológica, participada en un 20% por la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) y en un 3,16% por Telefónica suministraba asistencia técnica a la operadora mediante 650 trabajadores contratados por su filial Indra BPO y ubicados en varios centros de trabajo en Valencia, Barcelona, Madrid y Tánger. Indra BPO ya ha comunicado a sus trabajadores que el contrato se cancela por parte de Vodafone y queda por ver cuál será el futuro de estos. Desde la teleco señalan que la finalización del contrato se debe a una actividad habitual en la gestión de los servicios que les prestan otras empresas.

Este miércoles, Indra BPO se reunió con los trabajadores para comunicarles la cancelación del contrato por parte de la operadora. Fuentes conocedoras de la situación señalan que la operadora ha comunicado a Indra que las razones de la no renovación del contrato no responden ni a una cuestión de calidad del servicio, ni a una cuestión de precio (puesto que este sería similar al nuevo contrato) y dejan entrever que la presencia de Telefónica como accionista de Indra ha tenido que ver con esta decisión. Telefónica incrementó su presencia en Indra en enero de 2015 cuando alcanzó un 6% del capital tras adquirir un 3% en el mercado que sumaba a otra participación equivalente mediante la compra de opciones sobre acciones. Algunas informaciones ya publicadas tras esta operación señalaban que Vodafone sopesaba abandonar los contratos con Indra por "posible espionaje" industrial.

Esta decisión de suspensión de las relaciones con Indra se produce después de que la tecnológica haya sido la empresa encargada de la puesta en marcha y desarrollo del Canal Online de Vodafone, un proyecto para unificar y transformar los diferentes canales en uno único. De hecho, este proyecto es uno de los casos de éxito que presenta la tecnológica en su web. El 22 de julio Vodafone, que ha dado ahora el preaviso a Indra, dará por terminado el contrato con la tecnológica. A partir de ese momento será la empresa Marktel la que preste estos servicios.

¿Qué pasa ahora con los trabajadores?

La incertidumbre queda ahora para la plantilla. Indra comunicó este martes a los trabajadores que Vodafone había decidido "cancelar todos los servicios de Customer Operations que BPO venía prestándole". Fuentes del comité de empresa señalan que "ahora mismo estamos estudiando todas las posibilidades", puesto que falta saber si la nueva empresa absorberá a estos trabajadores y en el caso de hacerlo cuáles serían las condiciones.

De estos 650 trabajadores, algo más de 400 trabajan en Valencia, 85 en Barcelona y el resto entre los centros de Tánger y Madrid. En el caso de Valencia, "la mayoría de los trabajadores están contratados de forma indefinida por la filial de Indra pero esta no más proyectos en Valencia", explican fuentes del comité, por los que los puestos de trabajo estarían comprometidos.

Los servicios que se prestan desde los centros de Indra son de asistencia técnica. Estas actividades engloban por ejemplo, las llamadas relativas a averías, el envío de técnicos o los servicios de back office cuando se contrata alguno de los servicios de las operadora.

---

*Fe de erratas: En una primera versión del artículo se decía que Telefónica tenía un 6% de participación en Telefónica, un 3,16% en forma de derechos de voto de forma directa y un 2,96% a través de unas opciones de compra de acciones. Sin embargo, Telefónica no ejecutó el derecho de compra de estas acciones en el plazo estipulado, por lo que su participación es del 3,16%.

SOMOS sindicalistas eldiario