02 junio 2016

Bajada del paro, con empleos más precarios

El paro registrado baja de cuatro millones de personas por primera vez desde 2010
La barrera de los cuatro millones de personas registradas en los servicios públicos de empleo se ha vuelto a traspasar, pero esta vez a la baja. Por primera vez desde agosto de 2010, el paro registrado ha descendido de ese pico. Lo ha hecho tras bajar en mayo en 119.768 personas y situarse en 3.891.403 parados registrados, según los datos que ha publicado el Ministerio de Empleo. La afiliación a la Seguridad Social, además, muestra una fuerte creación de empleo: 198.004 afiliados más.


La bajada del paro de mayo es la más abultada en este mes de la serie histórica. Si se eliminan los efectos del calendario para obtener el dato desestacionalizado, también baja, en casi 44.000 personas. Las cifras constatan uno de los axiomas de la economía española: que la primavera impulsa el mercado laboral y que mayo es uno de sus mejores meses. De hecho, la bajada del paro de mayo de 2015 fue muy similar a la de este año, de 118.000 parados.

Ese impulso tiene mucho que ver con la llegada del buen tiempo y la temporada turística. Si nos fijamos en los datos de afiliación vemos que es la hostelería la que tira del carro de la creación de empleo, seguida de la agricultura. Y si miramos los registros de paro observamos que es en el sector servicios donde, sobre todo, se redujo el desempleo.

Como ocurre mes a mes, la bajada de mayo ha sido más intensa entre los hombres (de 71.238) que entre las mujeres (de 48.530). Lo mismo sucede con la creación de empleo: la afiliación sube en cerca 110.000 hombres y en 80.000 mujeres.

Empleos temporales

Ante la pregunta de qué empleos se crean, la respuesta no varía respecto a otros meses: la contratación es fundamentalmente temporal. En mayo se formalizaron 1.748.449 contratos, un 11% más que hace un año. De ellos, 145.760 fueron indefinidos y el resto, eventuales. Es decir, los estables representaron el 8,3% de todos los contratos que se hicieron.

Es más, los indefinidos caen ligeramente respecto al mes anterior, mientras que los temporales suben casi un 15%. En términos interanuales, ambos tipos de contratos suben: un 17% los estables y un 11% los eventuales.

Los datos muestran también un auge de la jornada a tiempo parcial. Su uso siempre ha sido restringido, pero las diferentes reformas laborales de los últimos años han tenido como objetivo potenciar su uso. Entre los temporales, ya crecen más los contratos parciales que los de tiempo completo. En el caso de los indefinidos, la evolución del tiempo parcial y del tiempo completo es pareja.

Menos prestaciones

Mientras, los beneficiarios de prestaciones siguen cayendo. En abril (el dato va con un mes de retraso respecto a los de paro y afiliación), 1.994.370 personas cobraban alguna prestación, un 10,7% menos que hace un año. La cobertura del sistema de protección por desempleo sigue, por tanto, descendiendo: ahora es del 52,9%, dos puntos menos que en abril de 2015.

Caen, sobre todo, los perceptores de la prestación contributiva, de cuantía más alta. Y es que son más las personas que cobran algún tipo de subsidio o ayuda que las que perciben una prestación contributiva. Algo que, a la luz de los dato, seguirá sucediendo en los próximos meses.

SOMOS sindicalistas eldiario | imagen Timur