14 junio 2016

El gobierno francés reprime la lucha obrera de Francia

Detenidas 58 personas en París por los disturbios en la protesta contra la reforma laboral
Cientos de personas se han enfrentado este martes a la policía del gobierno en la manifestación en París contra la reforma laboral que tramita el Parlamento, en unos incidentes que se han saldado con 58 detenciones y 29 agentes y once manifestantes heridos, informó la Prefectura de Policía de París.


Cerca de 600 autobuses llegados de toda Francia a la capital francesa fletados a iniciativa de siete organizaciones sindicales; quisieron reafirmar que se mantiene la presión contra ese texto, que inició este lunes su tramitación en el Senado.

Los sindicatos sitúan en 1,3 millones el número de participantes y la policía lo rebajó a entre 75.000 y 80.000, en una marcha con la que los sindicatos buscaban superar la del 31 de marzo, la más numerosa hasta la fecha, que reunió en todo el país a 1,2 millones, según los organizadores, y a 390.000, según la prefectura. 

La de este martes fue la novena gran manifestación contra ese proyecto de ley que se registra en Francia desde principios de marzo y la primera nacional convocada en París. Esta protesta era importante para medir el nivel de apoyo popular que acaparan todavía los sindicatos, tras tres meses de oposición marcados por manifestaciones y huelgas intersectoriales, en especial en el transporte y la energía. 

La torre Eiffel y el Palacio de Versalles cerraron sus puertas por las huelgas contra el proyecto de ley de la ministra de Trabajo, Myriam El Khomri, que el lunes inició su tramitación en el plenario del Senado, donde la derecha —que es mayoritaria en esa cámara— va a modificarlo sustancialmente. 

El aspecto más polémico del texto —que debe volver en julio a la Asamblea Nacional, donde se adoptará la versión definitiva— para los sindicatos que mantienen la protesta es el artículo 2, que da prioridad a los acuerdos de empresa sobre los convenios colectivos.



SOMOS sindicalistas 20minutos | Imagen EFE