03 junio 2016

Los consumidores sin confianza en la economía

Los consumidores siguen hundiendo su confianza... y ahora apuntan a la situación del hogar
La confianza del consumidor (ICC) cayó tres décimas el pasado mes de mayo en relación al mes anterior, hasta situarse en 90,7 puntos, debido a la peor valoración de la situación actual, según los datos publicados este viernes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Es el quinto mes consecutivo en el que disminuye la confianza de los consumidores y acumula un descenso de casi 17 puntos desde finales de 2015.


El indicador de expectativas avanzó ocho décimas respecto al mes anterior, hasta 98,6 puntos, su primer aumento en cinco meses. Sin embargo, este repunte no ha sido suficiente para compensar la caída en 1,4 puntos del indicador de situación actual, que finalizó el mes en 82,9 puntos.


El ICC es una encuesta mensual realizada a 1.510 ciudadanos para anticipar sus decisiones de consumo. El CIS les interroga por su valoración actual (y expectativas de futuro) en tres ámbitos: situación del hogar, economía del país y mercado laboral. En mayo, el índice ha vuelto a quedar por debajo de 100, el grado medio de la escala. Y esto supone ahondar en una zona de pesimismo, coincidiendo con la falta de un acuerdo de Gobierno en España y el enfriamiento de los indicadores económicos en todo el mundo. 

¿Por qué cae tanto la valoración de la situación actual? 

Como se explicaba antes, el ICC se calcula como promedio de la valoración de la situación y la valoración de las expectativas. En el caso de la la valoración actual, dentro de los tres aspectos que se miden —empleo, economía general y hogar— es la valoración del hogar la que sufre mayor descalabro: -6,7 puntos. La calificación de la situación laboral y de la economía, de hecho, aumentan 0,3 y 1,2 puntos respectivamente. 

Este descenso de la valoración de la situación en los hogares invierte completamente lo que sucedió en los pasados cuatros meses de caída del ICC. De enero a abril, había bajado el ratio para los hogares y había subida el económico y laboral. Este mes se ha dado la vuelta a la tendencia. Y los hogares derrumban la calificación de su estado actual.
  • Más del 60% de los españoles no consigue ahorrar. Apenas el 38,1% de los encuestados por el CIS logran ahorrar a final de mes, pero la gran mayoría no consigue reservar nada para contingencias futuras. De hecho, el 11,9% ha tenido que echar mano de sus ahorros para completar sus ingresos y el 8,1% se ha tenido incluso que endeudar para cuadrar sus cuentas domésticas. 
  • Sólo el 13% observa mejoras en la situación de su hogar. El resto, un 59,9% no ha visto mejora su situación doméstica en los últimos seis meses y el 26,4% incluso considera que ha empeorado porque se ha quedado en paro y en consecuencia han disminuido sus ingresos. Además, en contraste con las caídas recientes del IPC, los españoles encuestados creen que el alza de precios empeora sus situación actual. 
  • Cuatro de cada cinco no ve mejoras en el mercado laboral. Solo el 19,9% de los encuestados cree que la situación en España para encontrar o mejorar un puesto de trabajo es mejor que hace seis meses. El resto considera en similar proporción que está igual (38,7%) o peor (36,8%) que antes. 
Por otro lado, el ligero crecimiento que experimentan las expectativas de los ciudadanos (0,8 puntos, su primer alza en lo que va de año) se fundamenta en la mejor apreciación del futuro de la economía en general (+2,2 puntos) y menos acusadamente de los hogares (+0,7), mientras que caen las expectativas de los españoles sobre el mercado de trabajo (-0,5 puntos).

SOMOS sindicalistas 20minutos | imagen Unsplash