09 junio 2016

Parados sin prestación: sobrevivir gracias a la familia

La familia, al rescate: el 80% de los parados sin prestación sobrevive gracias a su ayuda
Los expertos le echan la culpa a la falta de formación y a la carencia de políticas de empleo. Pero antes que un análisis, lo que se cuece es un problemón. Y un problemón con número. Casi dos millones de personas (el 47,1% de los parados) viven en España sin empleo y sin ningún tipo de ayuda del Estado. Nunca hubo tantos parados desprotegidos. Y la cifra ese expande sin freno entre los hogares españoles.


Si alguna vez se preguntó cómo estos hogares logran pasar el mes, cómo se alimentan, como pagan sus gastos, la IX edición del 'Informe Infoempleo Adecco: Oferta y demanda de empleo en España' presentada este jueves ofrece una respuesta: el 82,3% de los parados sin ayudas sobreviven gracias a la ayuda de su familia y amigos. Sin este abrazo económico, su vida sería imposible de financiar. 

El dato corresponde a las 8.478 encuestas que los responsables del estudio han realizado durante 2015 a los desocupados españoles. Una mínima parte de ellos consiguen llegar a fin de mes de espaldas a su familia. El 8% admite que realiza trabajos sin declarar, mientras que el 4,2% vive de las rentas de su patrimonio, el 3,8% de otro tipo de ayudas oficiales y un 2,6% de la beneficencia. 

Además, en un país con 4,8 millones de parados, la desesperación por conseguir un empleo puede potenciar las tentaciones en empleados y trabajadores para cruzar la línea de la economía sumergida que en España, según cálculos recientes, podría ascender al 20% del PIB. Para los empleados, la necesidad básica es sobrevivir y mantener su hogar. Y los empresarios con menos escrúpulos, logran aprovecharse de ello para optimizar su cuenta de resultados. 

La tentación de defraudar existe por ambas partes. Pero no todos caen en ella. Según el informe, el 37,6% de los desempleados considera como un motivo fundamental para rechazar un empleo que se les ofrezca un puesto sin alta en el Seguridad Social, por encima, incluso, de que el salario sea insuficiente (24,9%), de que haya que cambiar de residencia (18,9%), que el contrato no sea del tipo esperado (14,5%), que la duración de la jornada sea corta (10,9%) o que se ofrezca una categoría inferior a la formación del parado (6,8%). 

Los datos corresponden a las 8.478 encuestas a parados que los responsables del estudio realizaron durante el año 2015. Sus respuestas, además, revelan la profunda involuntariedad del desempleo. El 78,1% —casi cuatro de cada cinco— aseguran no haber rechazado ofertas estando en paro y una mayoría aplastante, el 80,7%, renunciaría a disfrutar de su prestación por desempleo si le ofrecieran un trabajo de idéntica cuantía al subsidio y de la misma duración. 

Los mayoría de los parados (3,19%), por el contrario, admite haber enviado más de 100 currículums en el último año a posibles empleadores. Y crece tres puntos (del 94,4% al 97,8%) el porcentaje de desempleados en búsqueda activa de empleo. ¿Por qué no lo encuentran? La mayoría apunta a la "elevada competencia"; el resto alega falta de ofertas (32%), carecer de contactos (23,2%) o falta de experiencia (20,4%). 

Solo el 4% de las ofertas se dirigen a mayores de 45 años 

Durante la presentación del informe, el secretario general de Adecco, Santiago Soler, ha indicado que "España ha pasado de ser el país que más desempleo ha destruido al que más crea". Una realidad que se refleja en el crecimiento del 15,1% en las ofertas registradas en su agencia y en el portal Infoempleo, superior al 4,5% y 4,2% de los dos años anteriores.


Sin embargo, Soler vislumbra "cierta ralentización" en la creación de empleo y según el informe, el 43% de los empleados en activo temen perder su trabajo en los próximos meses. 

Soler apunta además a los persistentes e "importantes problemas estructurales" en el mercado laboral. Uno de ellos, la edad de los desempleados: apenas el 4% de las ofertas de empleo se dirigen a mayores de 45 años y la mayoría de las ofertas se concentran en el segmento de edad de los 26 a los 35 años. 

"Las empresas buscan un equilibrio entre la edad y la experiencia de los candidatos. Son las administraciones las que deberían impulsar a este colectivo que por desgracia se están quedando fuera del mercado laboral", añade Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo. 

Las otras cifras del informe 

  • Más previsión de contrataciones: El 31% de las casi 700 empresas encuestadas planea aumentar la platnilla en 2006, sobre todo en el área comercial (36%), informática (21%) y producción (20,5%). 
  • Madrid lidera la creación de empleo: Repite la primera posición por delante de Cataluña, aunque se reduce la distancia entre ambas. Las ofertas en la región madrileña suponen un 23,35% del total, frente al 22% en Cataluña. 
  • España, país de servicios. Casi el 70% de las ofertas de empleo en España pertenecen al sector servicios, por delante del industrial (13,7%). 
  • Crece la necesidad de empleados con idiomas. El porcentaje de ofertas que requieren hablar lenguas extranjeras a sus candidatos crece cuatro puntos, hasta el 33,4%. Lo más difícil, encontrar un comercial. El 49,1% de las empresas tienen dificultades en cubrir vacantes, una importante reducción respecto al 66% del año anterior. Las áreas con mayores dificultades para encontrar candidatos son comercial (20,6%), ingeniería y produccion (17,5%) y tecnología (17%).
SOMOS sindicalistas 20minutos | imagen Mifner