11 julio 2016

Indefinido sí, pero con despido libre y gratis el primer año

Los contratos fijos que permiten despedir gratis durante el primer año marcan un máximo histórico
Son indefinidos y como tal figuran en los registros de Empleo. Pero son fijos con matices. Fijos, con la posibilidad de despido a los 12 meses sin explicaciones ni indemnización al trabajador. Y fijos, que suman como cualquier otro indefinido en los cálculos de un Gobierno que presume cada mes del avance —el último mes, del 17%— en las rúbricas de indefinidos en las oficinas de empleo.



Los contratos de apoyo a emprendedores (C.A.E.), una tipología 'precaria' de contratación indefinida, nació con la reforma laboral del PP como herramienta contra la dualidad del mercado de trabajo. El objetivo era que jóvenes y mayores de 45 años —los parados con una integración laboral más dificultosa— accediesen a un empleo fijo gracias a este contrato, que bonifica las cotizaciones sociales del empresario. 

El año pasado se registraron 129.385 contratos indefinidos de esta modalidad. Supone un 31% más que en 2014. Y la cifra va camino de superarse este año. En los seis primeros meses ya se han sellado 82.869, un 34% más que el año anterior por estas fechas. En junio, de hecho, se alcanzaron dos récords: máximo de contratos de emprendedores en un solo mes (15.709) y mayor porcentaje respecto a los nuevos indefinidos: un 10,59%. 

Las bonificaciones que disfrutan estos contratos —a los que se pueden acoger empresas de menos de 50 empleados— imponen sin embargo un requisito: mantener al empleado un mínimo de tres años. Si lo despiden antes, el empresario debe devolver la ayuda. 

Así que los empresarios se han curado en salud. Según la última memoria del Consejo Económico y Social (CES), apenas el 3,3% de estos contratos de apoyo al emprendedor optaron en 2015 por disfrutar de la bonificación. El resto, un 96,7%, renunció para así tener más flexibilidad de despido. 

"El uso del contrato no parece venir aparejado al uso de los incentivos fiscales que lo acompañan", asegura el órgano consultivo del Gobierno, que apunta a que la ausencia de acogimiento de este incentivo "subraya la importancia que estos contratos pueden resolverse sin coste en el primer año de vigencia". 

El empresario, por lo tanto, prefiere no disfrutar de las ayudas y así poder rescindir estos 'indefinidos precarios' sin indemnización en los doce primeros meses. Así que su uso se ha duplicado en sus cuatro años de existencia. En 2012 representaba el 5,97% de los indefinidos firmados que llegaron a las ventanillas de Empleo... pero en 2016 está cerca de superar el 10%.


El Ministerio de Empleo, preguntado en varias ocasiones por 20minutos, no ofrece el detalle de la duración media de estos contratos, una información que el propio CES sí considera "conveniente" incluir en las estadísticas oficiales. 

Sindicalmente se asegura disponer de las cifras que maneja la subdirección de Análisis del Mercado de Trabajo. Y la estadística dice que el 50,9% de estos 'indefinidos precarios' no supera el año de duración. Es decir, uno de cada dos se resuelve en menos de un año y gratis para el empresario. 

Los que superan este amplio período de 'prueba' de un año —en los indefinidos normales es de seis meses como máximo— no llegan ni a la mitad. Y entre los contratos que no solicitan bonificaciones, el porcentaje de despidos (gratuitos) antes de acabar el año es aún mayor: el 56,9%. 

"Se está produciendo un uso fraudulento de la contratación indefinida porque se enmascara una modalidad temporal como si fuera indefinida", lamentan desde UGT. El sindicato apunta que el 49,1% de supervivencia por encima del año entre los contratos de apoyo a emprendedores suponen 13 puntos menos que el 62% de los indefinidos ordinarios. 

"Este contrato ha dejado además de tener un impacto significativo entre los menores de 30 años respecto al que se registraba inicialmente cuando surgió esta modalidad en 2012", añade además el CES. El órgano consultivo del Gobierno señala que en 2015 cayeron un 10,5% los contratos de este tipo realizados con jóvenes menores de 30 años y eleva al 75% los firmado con mayores de 45 años.

SOMOS sindicalistas 20minutos | Imagen Renee Olmsted