El secretario de Sociedad Civil y Movimiento Popular de Podemos, Rafael Mayoral, recibió este miércoles, 8 de marzo, en el Congreso de los Diputados, a representantes de Somos Sindicalistas en el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, que mostraron a Podemos su preocupación por las políticas públicas de investigación desarrolladas por el Gobierno.
En marzo de 2011 se aprobó una Ley sobre Economía Sostenible que tenía como objetivo fundamental “incentivar y acelerar el desarrollo de una economía más competitiva, más innovadora, capaz tanto de renovar los sectores productivos tradicionales como de abrirse a las nuevas actividades demandantes de empleos estables y de calidad”. Esta ley respondía a la voluntad de cambiar el modelo productivo y generar, a través de la ciencia y la investigación, otras alternativas al modelo tradicional, que permitieran crear empleos de calidad y a la vez producir bienes y servicios más competitivos.
No obstante, sucesivos recortes y nuevos obstáculos en su funcionamiento, comprometen el servicio público que ofrecen los Organismos Públicos de Investigación, que deben ser un agente esencial en la citada transformación del modelo productivo. En este sentido, el modelo de fiscalización previa ejercido por la Intervención General a través de las Intervenciones delegadas, supone un factor de ralentización de los procedimientos, incompatible con la agilidad y competitividad necesaria para enfrentarse a programas de investigación de excelencia en los que existen otros agentes nacionales y extranjeros que no sufren esta intervención, generando una situación de extraordinaria desventaja para los OPI. Paralelamente, se está obstaculizando el abono de cuotas a asociaciones y redes de trabajo internacionales de forma discrecional, lo que está produciendo la expulsión de los organismos, lastrando aún más el potencial de los OPI de participación en proyectos internacionales.

Adicionalmente, la no disponibilidad de presupuestos, impulsada desde el Ministerio de Hacienda, y vertida sobre los OPI por el propio Ministro del ramo, ha incidido aún más en la capacidad de inversión de los centros en la generación y sostenimiento de infraestructura del conocimiento en sus áreas de actividad, imposibilitando el cumplimiento de la propia misión de los mismos. Ni siquiera está garantizado el cumplimiento de los compromisos con terceros, sea en investigación o en servicios a las Administraciones.
“Mientras se transmitía el mensaje de que la I+D+I era un pilar fundamental de un nuevo modelo de sociedad, basada en el conocimiento y no en el ladrillo, lo que se hacía era derribar la ciencia a ladrillazos”, indicaron los representantes de Somos Sindicalistas.

SIN CIENCIA NO HAY FUTURO!!


Síguenos en nuestro canal de Telegram: