11 febrero 2018

SOMOS Sindicalistas ante los privilegios de los directivos del ICEX

                                             SECCIÓN SINDICAL ICEX


El pasado miércoles 17 de enero de 2018 se publicó en el BOE Resolución de 16 de noviembre de 2017, aprobada por la Comisión Mixta para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas (documento adjunto).

Los años fiscalizados por esta Comisión Mixta fueron para España, y en concreto para ICEX, los correspondientes al periodo donde se dieron los mayores recortes hacia los trabajadores que ha tenido este país y esta Entidad. A base de Decretazos y Leyes se produjeron recortes económicos y se coartaron tanto las libertades civiles, como los derechos adquiridos en lo social y en lo laboral.

Pues bien, no contentos con esto, nos enteramos de que no para todos ha sido igual. Esto es lo que se desprende de la lectura de la fiscalización de ICEX. Parece ser que los altos cargos del estado no se han enterado, porque no lo han sufrido.

Os resumimos algunas “perlas” extraídas de dicha Resolución:

 “…Las retribuciones básicas o mínimas quedaron fijadas anualmente en 70.000 euros, y las complementarias en un máximo de 42.000 euros, para el complemento de puesto, y en un máximo de 28.000 euros, para el complemento variable. Por tanto, las retribuciones máximas que un alto directivo del ICEX podía llegar a percibir ascenderían a un máximo de 140 mil euros...” 

 Cuadro 22. Gasto por retribuciones de directivos de ICEX  
      2012                 2013                    2014          Total Retribuciones 
 1.049.038          1.057.103            1.169.988             3.276.129 
14 Directivos    13 Directivos     13 Directivos 

Como se observa en el cuadro anterior y se indica en el punto III.11.3, pese a haber disminuido el número de Directivos en los ejercicios 2013 y 2014 se incrementaron sus retribuciones.

 En cuanto a la transparencia la Resolución llama la atención sobre el hecho de que además durante esos años, y en relación con los sueldos de los directivos, únicamente se hace referencia a las retribuciones globales cuando deberían de estar pormenorizadas e individualizadas. Se omitieron puestos de Directivos y no se incluyeron las retribuciones en especie, como los cheques comida, la antigüedad abonada y otras prebendas de las que disfruta este colectivo.

 Lo único que encontramos positivo es que al menos tenemos paridad entre hombres y mujeres con contrato directivo.

Ante nuestra consulta sobre este tema en la última paritaria, la Dirección de ICEX nos informa que presentó alegaciones a dicha Resolución que han sido admitidas y que por transparencia os resumimos a continuación:

1.- Supresión del párrafo 3.162 y de la mención de la conclusión 5.21, en cuanto se refiere a las cantidades percibidas por los directivos ICEX en concepto de antigüedad.

2.- Supresión del párrafo 3.163. En el que se recoge que no se prorrateo el complemento variable en función del periodo efectivo en el que el directivo ha ocupado el puesto, cobrando todo el complemento variable (que puede llegar a ser de 28.000€). 

Es decir, aunque un directivo solo estuviera 6 meses trabajando en ICEX en 2012 (como ejemplo el director de Asesoría Jurídica posteriormente Secretario General, persona tan “entrañable” para ICEX), percibió el complemento variable en su totalidad. 

El argumento de ICEX para esta alegación es que “En ningún momento, ni el Real Decreto 451, ni cada uno de los contratos de alta dirección condicionan la cuantía del complemento variable a otro hecho que no sea la consecución de objetivos”. Aun siendo cierto, desde el Comité de Empresa nos preguntamos si es ético cuando al resto de los trabajadores se les descuenta de su variable, incluso de la fija irregularmente, por estar de baja y faltar 11 días aun habiendo cumplido “sus objetivos“ e incumpliendo el convenio y los acuerdos pactados. 

Esto se une a las continuas negativas a nuestras peticiones en la comisión paritaria: incremento cheque comida y que se pague siempre y a todos como a los Directivos; tardes para administrativos; jornada de 35 horas semanales para aquellos que no tengan las tardes; concurso de méritos; Pago Delegado; Jubilación Parcial; establecer en el portal del empleado criterios claros para justificación de permisos, etc…. 

El desdén que la Dirección de ICEX demuestra hacia sus trabajadores, choca con su actitud de mirar hacia otro lado cuando son ellos los afectados. Es decepcionante e indignante, así como una falta de solidaridad, ejemplaridad, transparencia, ética y moral.

Como comprobamos también, para la tan nombrada y excusada CECIR (ese Ente que niega todo) existen empleados públicos de primera y otros de segunda o tercera y el cumplimiento de las leyes o normas, no es igual para todos. La realidad es que cuando la Dirección se salta dichas leyes o normas, no observamos que se exija responsabilidad alguna. 

Desde este Comité de Empresa seguiremos negociando y demandando todo lo que pueda mejorar nuestras condiciones económico-laborales con el objetivo de recuperar al menos lo que teníamos adquirido hace casi 10 años. Siempre tendremos la mano tendida a la Dirección para mejorar ICEX. Somos un servicio público con dinero público, no un chiringuito familiar, pero no se nos puede pedir prudencia, paciencia, austeridad y silencio, cuando los que deben dar ejemplo nos mienten o nos han mentido. Pedimos seriedad, honestidad e igualdad.

Esperamos que estos hechos sean cosa del pasado y que se cumpla el tan publicitado “Código Ético y de Conducta” y “Declaración Institucional de Lucha contra el Fraude”, según los cuales:

“Un principio fundamental para el correcto funcionamiento del organismo es la prevención y lucha contra el fraude, ya que esta conducta acaba deteriorando la confianza de los ciudadanos y de las empresas en las instituciones públicas e influye muy negativamente en la imagen y reputación de la institución. Por todo ello, ICEX declara su absoluta oposición hacia aquellos comportamientos no éticos y actos ilícitos o irregulares que puedan producirse en el ejercicio de sus funciones, mostrando su compromiso de permanente vigilancia y sanción de los mismos. Este compromiso ha sido asumido por todos los miembros del equipo directivo y ha quedado también expresamente recogido en el Código Ético y de Conducta de ICEX.”

“La política de prevención y lucha contra el fraude de ICEX es de aplicación a todos los su personal, tanto directivos como empleados, independientemente de su ubicación física…” 

Madrid a, 07 de febrero de 2018

COMITÉ DE EMPRESA DE ICEX