Afíliate aquí!!

¿Estás hart@ de los sindicatos que te venden y son manejados al antojo de sus cúpulas privilegiadas y subvencionadas por gobiernos de turno y empresarios? ¿Quieres presentarte a elecciones sindicales en tu empresa con SOMOS SINDICALISTAS? Te informamos y apoyamos en todo el proceso, escríbenos, forma parte del cambio sindical ---> ejecutiva@somosindicalistas.es

26 octubre 2018

El supermercado más barato de España: la hora de un empleado cuesta lo mismo que un bote de Cola Cao


Una calle de productos de un Súper Carmela. FOTO: SÚPER CARMELA.

Ex trabajadores de Súper Carmela denuncian que cobran 4 euros la hora con contratos donde están asegurados tan solo dos o cuatro de las 12 horas que trabajan
Ex empleados y familiares de los trabajadores de Súper Carmela denuncian las condiciones laborales precarias en las que tienen que trabajar “por pura necesidad, para darle de comer a tus hijos”. Después de que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) publicase que este año el establecimiento más barato del país es el Súper Carmela (fundado en Arcos, Cádiz), se desató una ola de críticas en las redes sociales contra el negocio gaditano.
“Es normal que sea el más barato: personas trabajando 12 horas y aseguradas dos. Y el tope más alto que te asegura son cuatro horas. ¿Es normal esto? Que fácil es ganarse los galones, una bolsa de oposiciones de inspectores pondría yo. Verás cómo el país iría a mejor y habría dinero en la seguridad social. Y para las pensiones. Pero claro, trabajando 10 horas y asegurado dos o cuatro horas, es normal que no haya dinero. En fin, esto es España”, comentó una mujer en la noticia compartida por lavozdelsur.es en Facebook. Se trata de condiciones laborales que algunos califican de “tercermundista”.
Este medio, ante el aluvión de denuncias vertidas en las redes, ha intentado ponerse en contacto con varios trabajadores del supermercado, erigido en 1980, y con el propietario del mismo, José Medina Oca. El 90% de las personas consultadas por lavozdelsur.es han preferido guardar silencio, incluso desde el anonimato. “Temen por su trabajo”, dice el amigo de un empleado del supermercado andaluz. “Hay gente trabajando ahí porque tienen hijos y tienen que comer, pero es precario y hay contratos de 15-20 horas semanales que no llegan ni a 500 euros”, comparte.
Fachada de un supermercado Súper Carmela. FOTO: MARÍA DEL CARMEN CARRETERO.
Un ex trabajador de un Súper Carmela ubicado en Puerto Real, cuenta a lavozdelsur.es que tan solo trabajó de reponedor en horario nocturno durante un mes y medio. “Decidí irme porque estaba enfermando. Llegué a perder 5 kilos”. Asegura que entraba a trabajar sobre las 22:00 horas y que salía a eso de las diez de la mañana, durante seis días a la semana, cobrando 4 euros la hora. “No me pagaban la nocturnidad y empecé a trabajar sin estar asegurado”, dice.
Primero estuvo dos semanas de prueba, sin asegurar. Y a la semana siguiente dijo que, o le hacían un contrato o se iba. “Me dijeron que me iban a intentar asegurar solo dos horas, que la cosa estaba muy mala. Pero cuando amenacé con irme, me aseguraron cuatro”, relata. “Ellos intentaban siempre meterte más trabajo, más carga de trabajo en las 12 horas que trabajaba. Me sentí explotado. ¿No van a vender barato, si se lo roban al trabajador?”, remata.
¿No van a vender barato, si se lo roban al trabajador?
“Pueden poner esos precios porque ni el sueldo ni el contrato laboral se ajusta a todas las horas que trabajan sus empleados. Explotación. Se aprovechan de la necesidad de las familias”, comentó otra ciudadana vía Facebook. “La opresión del trabajador sigue. Por medio del miedo a ser despedido nadie habla pero se sabe y se lucran saltándose el convenio laboral establecido por la ley. Inclusive la situación de la mujer trabajadora que por situaciones naturales como estar en cinta significa un despido. Porque los contratos basura fomentan estas situaciones. Empecemos por los sindicatos y por los inspectores laborales”, denunció otro.
Finalmente, este periódico digital también ha intentado ponerse en contacto con los gerentes del supermercado andaluz sin tener éxito. A día de hoy la cadena está presente en las provincias de Cádiz y Sevilla, con más de 32 establecimientos, “aportando trabajo a nuestros más de 500 trabajadores que se desarrollan como profesionales con un empleo estable y de calidad”, según escriben en su web. Por último, como prueba, el ex trabajador del Super Carmela apunta que “las cámaras graban cómo los empleados trabajan más horas con contratos que no coinciden con el servicio”.